Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los 27 aprueban la norma para regular los fondos de alto riesgo

Los ministros de Economía de la Unión Europea han aprobado este martes la norma que regula los fondos de alto riesgo ('hedge funds') pese a la oposición de Reino Unido. El nuevo ministro de Finanzas, George Osborne, ha quedado en minoría en su primera participación en el Ecofin, en una cuestión que Londres considera esencial porque en la City se concentran entre el 70 por ciento y el 80 por ciento de los 'hedge funds' europeos.
La aprobación de esta norma estaba prevista para el pasado mes de marzo pero la presidencia española la retiró del orden del día, pese a contar con una mayoría cualificada, tras recibir una petición del primer ministro saliente, Gordon Brown, reclamando más tiempo. Una vez pasadas las elecciones, España quiere acordar la directiva este martes.
Se busca la estabilidad en los mercados
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha explicado que la aprobación de la directiva sobre 'hedge funds', junto con los planes de la Comisión para regular el mercado de derivados, contribuirá "a una mayor estabilidad" en los mercados financieros.
El principal punto de discrepancia es el tratamiento que debe darse a los gestores de fondos de alto riesgo basados fuera de la UE. Reino Unido reclama que, si estos gestores son autorizados por el supervisor de un Estado miembro, se beneficien de un pasaporte europeo que les permita operar en todos los países de la UE.
Ello permitiría que los 'hedge funds' basados en territorios dependientes de Reino Unido como Jersey o las islas Caimán puedan trabajar en toda la UE si los aprueba la autoridad británica.
Sin embargo, el texto de compromiso de la presidencia española no contempla este pasaporte europeo a los gestores de fondos extranjeros porque el resto de Estados miembros, y especialmente Francia, se oponen. Alegan que éstos no estarán sometidos a las mismas exigencias de transparencia que impondrá la UE. Reclaman que se mantenga la situación actual, es decir, que los gestores de fuera de la UE tengan que pedir autorización en cada uno de los países en los que quieran operar.
La Eurocámara tiene la última palabra
Una vez aprobada por los Veintisiete, la norma sobre los 'hedge funds' debe negociarse con la Eurocámara, que sí está a favor del pasaporte. El objetivo es llegar a un compromiso antes del voto en el pleno en julio.
El comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, aseguró que se siente "más próximo de la posición del Parlamento que de la de la presidencia española". En todo caso, dejó claro que el Ejecutivo comunitario "trabajará para conciliar" ambas posturas y buscará garantizar "la igualdad de trato entre los gestores de fondos siempre que éstos respeten rigurosamente las condiciones de nuestra legislación comunitaria".
Preocupación en EEUU
La norma ha provocado también preocupación en Estados Unidos. El secretario del Tesoro, Tim Geithner, escribió una carta a Salgado y Barnier en la que expresaba su "preocupación" por considerar que directiva sobre 'hedge funds' "discriminará a las empresas estadounidenses y les denegará el acceso al mercado de la UE del que ahora disfrutan".
La norma sólo se aplicará a los gestores de 'hedge funds' con una cartera de más de 100 millones de euros. Para los gestores que no recurran al apalancamiento el límite para escapar a la regulación será más alto, de 500 millones, por considerarse que no plantean un riesgo sistémico.
Para operar en la UE, los gestores de fondos de alto riesgo deberán obtener la autorización del supervisor del Estado miembro en el que estén basados y estarán sujetos a supervisión y a controles estrictos, así como a duras exigencias de transparencia.