Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dos anticuerpos traen la esperanza ante una posible vacuna contra el SIDA

SIDAcuatro.com
Los expertos emplearon una nueva tecnología para investigar la sangre de 1.800 personas infectadas con el virus del sida e identificaron dos anticuerpos que podrían neutralizar al VIH. Además, el equipo halló una nueva parte del virus que los anticuerpos atacan, lo que ofrece una novedosa forma para diseñar una vacuna, informaron los expertos en la revista Science.
"Por lo tanto, ahora tenemos una mejor posibilidad de diseñar una vacuna que aproveche estos anticuerpos ampliamente neutralizantes, que creemos que son clave para el desarrollo exitoso de una vacuna", señaló Dennis Burton, del Instituto de Investigación Scripps en California, director del estudio.
"Los hallazgos en sí mismos son un avance emocionante hacia la meta de una vacuna efectiva contra el sida, porque contamos con un nuevo blanco potencialmente mejor (...) para focalizar nuestros esfuerzos de diseño de una vacuna", añadió Wayne Koff, de la Iniciativa Internacional por una Vacuna contra el Sida, o IAVI, que financió el estudio.
25 millones de muertos
Desde que la pandemia de sida surgió en la década de 1980, más de 25 millones de personas en todo el mundo han muerto como consecuencia del virus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que actualmente hay más de 33 millones de personas infectadas con VIH.
Por el momento, no existe cura para la enfermedad, aunque algunos cócteles de medicamentos pueden ayudar a mantener al virus bajo control. Hasta ahora, todos los esfuerzos por crear una vacuna han fracasado. VIRUS MUTABLE
Parte del fracaso de las vacunas experimentales se debe a que el virus del sida muta tanto que cada persona infectada porta millones de versiones diferentes, cada una de las cuales se muestra distinta frente al sistema inmune. Asimismo, el VIH infecta a las células inmunes que se supone ayudan a proteger el cuerpo. Y si apenas un virus pasa la defensa del sistema inmunológico, provoca una infección aparentemente de por vida. Ningún fármaco ha logrado erradicarlo.
Una vacuna, cada vez más cerca
El director de IAVI, el doctor Seth Berkley, explicó que los hallazgos no conducirán directamente a una vacuna, pero muestran que hay nuevos y mejores modos de diseñar una. Berkley indicó que el 10 por ciento de los pacientes cuya sangre fue analizada tenía una respuesta fuerte de anticuerpos al virus.
Quizá sería posible emplear ese tipo de anticuerpos como terapia en sí, tal como sucede con la gamma globulina sobre el virus de la hepatitis. Pero el objetivo final, dijo Berkley, es una vacuna que produzca los anticuerpos y pueda detener al virus para que nunca llegue a infectar a una persona. "No hemos podido hacerlo porque no podíamos hallar el tipo de respuesta (inmune) correcta", añadió el experto.
La mayoría de las vacunas generan una respuesta inmune haciendo que el cuerpo cree anticuerpos que reconocerán y atacarán al invasor, como una bacteria o virus. Los dos anticuerpos descubiertos, llamados PG9 y PG16, son los primeros nuevos compuestos contra el VIH que se identifican en más de 10 años. Apuntan a una región que el virus usa para infectar a las células, escribieron los investigadores.