Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Se ha levantado el jersey y ha empezado a dar puñaladas por todos lados"

"Estaba mirando hacia otro lado, lo he cogido, lo he tumbado en el suelo, lo he reducido, y ya él se ha tranquilizado conmigo", cuenta el único compañero que logró parar las intenciones del agresor. Su herida en el costado, "un corte superficial", muestra la gravedad de lo que pudo ser y al final, afortunadamente, no ha sido. Brillante en sus estudios, educado y algo retraído, nadie podría pensar que Álvaro, de 17 años, interrumpiría las clases con un cuchillo escondido en el pantalón. "Se ha levantado el jersey, ha sacado el cuchillo y ha empezado a dar puñaladas por todos lados", cuenta una testigo. Así fue, hasta conseguir el caos en el aula y herir a dos compañeros. "Podría haber pasado algo peor, pero todo ha salido bien", explica el joven que le detuvo. Derrumbado en el suelo y con varios cortes en las manos, entre lágrimas, ha sido detenido por la Guardia Civil. Ahora, "está siendo trasladado al psiquiátrico de Elda para hacerle un análisis de su conducta". El relato de algunos compañeros apunta al acoso como el desencadenante de su ira. Sin antecedentes ni expedientes abiertos por protección, habrá que esperar al interrogatorio para despejar dudas.