Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La alimentación personalizada puede ayudar a prevenir algunas patologías como la dermatitis o psoriasis

Un tercio de los problemas de salud, sobre todo los relacionados con las enfermedades crónicas, responden a una alimentación inadecuada de ahí que la alimentación personalizada pueda contribuir a la prevención de algunas patologías como la dermatitis atópica o la psoriasis.
Así lo han asegurado diferentes expertos participantes en la sesión 'Ciencias Ómicas y Biotecnología Alimentaria: ¿hasta dónde podemos llegar?', celebrada en la Real Academia de Medicina (RANM), donde se han analizado el concepto de 'Nutrición de Precisión' como extensión de la genómica nutricional.
Este concepto, o el de alimentación personalizada, busca mejorar la respuesta a la dieta, teniendo en cuenta las características genómicas de la persona para una mejor prevención o tratamiento de una enfermedad", según la directora de la Unidad de Investigación de Epidemiología Genética y Molecular de la Universidad de Valencia, Dolores Corella.
Esta experta ha explicado que la nutrición de precisión está todavía en fase de investigación y para su aplicación "es necesario generar conocimiento científico a través de los estudios de nutrigenética y nutrigenómica que actualmente ya están en marcha".
"A partir de sus resultados, se contará con los datos que permitan hacer un diagnóstico genómico de pacientes a los que aconsejar una mejor dieta para el tratamiento o prevención de diferentes patologías", han explicado.
El presidente Científico de Biopolis Valencia, Daniel Ramón, ha explicado que la genómica va a tener mucho que ver en el desarrollo futuro de los alimentos, sobre todo en relación a evitar la aparición de algunas patologías, y de hecho varios ensayos clínicos realizados en su compañía muestran la eficacia de los probióticos para reducir los síntomas recurrentes de la dermatitis atópica en niños y de la psoriasis en adultos.
"Los resultados de estas investigaciones en las que los pacientes recibieron un tratamiento farmacológico con corticoesteorides y un probiótico han sido muy positivos. Añadir al tratamiento este ingrediente funcional se ha visto que acelera la recuperación del paciente, evita recaídas y permite abandonar antes el tratamiento farmacológico", según ha detallado.