Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El alcohol, la sustancia adictiva más dañina

El alcohol, la sustancia adictiva más dañinaCuatro/CNN+
La revista médica 'The Lancet' ha publicado un estudio en el que se demuestra que el alcohol es más dañino que la heroína y el crack si se considera de una manera combinada el perjuicio que causa al consumidor y a las personas que le rodean.

El objetivo principal del informe, que ha sido elaborado por dos ex asesores del Gobierno británico, David Nutt y Leslie King, es elaborar políticas estatales eficaces para atenuar el impacto social de sustancias adictivas, entre las que se incluyó también el tabaco.
Las drogas tienen grandes efectos dañinos en el consumidor y en su entorno, por esto la tarea no ha sido nada fácil. Un estudio previo dirigido por Nutt en 2007 causó controversia al establecer nueve criterios principales de daño, desde el mal intrínseco de las drogas a los costes sanitarios que genera, cada uno de ellos con un mismo peso valorativo en la evaluación final.
Este estudio empleo el denominado Análisis de Decisión Multicriterio (MCDA) para mejorar el resultado. Esta técnica ya ha sido empleada con éxito para asesorar a las autoridad en cuestiones con muchos conflictos, como el almacenamiento de residuos nucleares.
Nueve criterios del estudio tienen que ver con el daño que una droga causa en el individuo y otros siete con los daños causados a otro. Todos ellos fueron divididos en cinco subgrupos referidos a daños físicos, psicológicos y sociales. Las sustancias se valoraron de 0 a 100 (máximo).
Mortalidad a causa directa del consumo, mortalidad derivada del consumo, daño directo a causa del consumo, daño derivado del consumo, dependencia, discapacidad mental a causa del consumo, pérdida de capacidades de la percepción, daño a las relaciones personales y lesiones; han sido las nueve categorías de daño al individuo.
Las siete categorías de perjuicios a los demás fueron: crimen, conflicto familiar, daño al entorno cercano, daño al conjunto de la sociedad, coste económico y deterioro de la cohesión comunitaria.
El estudio tuvo en cuenta todas estas cuestiones, así que el alcohol tuvo una puntación de 72, seguido de la heroína con 55 y el crack con 54 puntos.
El resto de drogas fueron: metanfetamina en cristal (33), cocaína (27), tabaco (26), anfetaminas (23), cannabis (20), ácido gama-hidroxibutírico (18), benzodiazepinas (15), quetamina (15), metadona (14), mefedrona (13), butano (10), khat (9), éxtasis (9), esteroides anabolizantes (9), LSD (7), buprenorfina (6) y setas (5).
Estos resultados han hecho que los autores del informa subrayen que el alcohol no sólo es la droga más perjudicial en términos generales, sino que también es tres veces más dañina que la cocaína y que el tabaco.

Los autores indicaron que la heroína, el crack y la metanfetamina en cristal fueron las sustancias más dañinas para el individuo que las toma, mientras que el alcohol lideró la lista de las más perjudiciales para el entorno directo.