Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El agujero de la capa de ozono

El ozono se deteriora por la luz del sol en la estratosfera, produciendo un halógeno de átomo (ODS) -por ejemplo: el cloro o el bromo- que es el que deteriora posteriormente el ozono. La destrucción de esta capa es mayor en el Polo Sur, donde las temperaturas son tan bajas en la estratosfera durante el invierno que se crean nubes polares estratosféricas. Los cristales de hielo formados en estas nubes proporcionan una gran superficie para reacciones químicas, acelerando los ciclos catalíticos. En la destrucción de ozono está implicada la luz del sol, un proceso que se intensifica durante el tiempo de primavera, cuando los niveles de radiación solar afecta a las nubes más altas.