Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Se agrava la psicosis por la seguridad en EEUU

Los aeropuertos de EEUU comenzarán a aplicar desde este lunes nuevas medidas de seguridad que incluirán controles aleatorios a todos los viajeros, y un cacheo obligatorio a todos los que procedan de 14 países vinculados con el terrorismo.
De momento, el Gobierno no ha especificado qué países son los que serán sometidos a estos controles, aunque sí ha indicado que afectará a los que figuran en la lista del Departamento de Estado como patrocinadores del terrorismo, como son Cuba, Irán, Sudán y Siria.
A estos países se unirán, según los medios, Afganistán, Argelia, Irak, Líbano, Libia, Nigeria, Pakistán, Arabia Saudí, Somalia y Yemen.
Objetivo: evitar otro ataque
Según informa la prensa estadounidense, las medidas que se ponen en marcha son un paso más en la escalada de seguridad que el Gobierno quiere imponer para evitar que se repitan incidentes como el del Día de Navidad, cuando un nigeriano consiguió embarcarse en Ámsterdam rumbo a Detroit cargado con explosivos.
El domingo, la Agencia de Seguridad en el Transporte (TSA) comunicó a las compañías aéreas los cambios que se van a aplicar y que incluyen la imposición de controles aleatorios a los viajeros procedentes de todos los países, sin distinción.
No obstante, la agencia ha hecho un énfasis especial que los viajeros que procedan o sean ciudadanos de un grupo de naciones determinados los que hay presencia o actividad terrorista, "serán cacheados de cuerpo entero, y su equipaje será inspeccionado físicamente".
Cerrada una terminal en Nueva Jersey
La intensificación de las medidas de seguridad ha obligado a cerrar una de las terminales del aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey, una de las tres que da servicio al área metropolitana de Nueva York.
El motivo para el cierre de la terminal C de este aeropuerto es que un pasajero que no se había sometido al control rutinario tomó el camino equivocado, el de los que sí habían sido revisados, lo que disparó todas las alarmas.
Escáneres corporales en Reino Unido
Además, el primer ministro británico, Gordon Brown, ha confirmado la introducción gradual de escáneres corporales en los aeropuertos británicos, entre otras medidas de seguridad para minimizar el riesgo de embarque de explosivos.
Alemania se suma también este lunes a esta iniciativa, como ya lo hicieron Holanda e Italia previamente. La presidencia española de la UE pide calma, sin éxito, y evita pronunciarse sobre esta práctica.
La Comisión Europea tiene previsto analizar, por primera vez esta semana, la cuestión aunque todo apunta a que la discusión se dejará para la Cumbre de ministros del Interior de Toledo, a partir del próximo 20 de enero.
Todos los focos apuntan a Yemen
Pero este lunes todos los focos de esa agenda belicista apuntan a Yemen, donde Alemania y Francia acaban de cerrar también sus embajadas, como ya lo hicieron este fin de semana EEUU y Reino Unido.
EEUU eleva el tono contra esa nueva amenaza terrorista de Al Qaeda, aunque España, por el momento, sólo restringe el acceso a la embajada y recomienda no viajar a ese país.