Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un accidente de avión y un atentado suicida dejan más de 70 muertos en Pakistán

Los 22 ocupantes de un pequeño avión han muerto este viernes cuando el aparato se ha estrellado en la ciudad meridional paquistaní de Karachi, ha informado un portavoz de la Administración local.
"Nadie ha sobrevivido. Los equipos de rescate han recuperado por el momento 16 cadáveres de entre los restos", ha asegurado la fuente.
Los hechos ocurrieron en torno a las 07.13 horas locales en la zona de Pehelwan Goth, poco después de que hubiera despegado el aparato que transportaba a empleados de un compañía petrolífera desde Karachi a Bith Shah, una zona de explotación situada en la provincia de Sindh (sureste).
Según la fuente consultada, en el avión viajaban 17 trabajadores de la empresa, tres técnicos y dos pilotos.
Problemas en un motor
"Poco después de que despegasen, contactaron con la torre de control del aeropuerto para explicar que había un problema en uno de los motores. El avión inició el retorno y poco después se estrelló", ha explicado a la cadena el oficial de la Autoridad de Aviación Civil (CAA) Pervez George.
El avión "ha quedado destrozado", ha añadido el coronel Noor Agha, a cargo de las operaciones de rescate. Los cadáveres están quemados y resulta imposible por el momento identificar a las víctimas.
Atentado suicida
A ello se suma que al menos 50 personas han muerto y otras 80 han resultado heridas en el atentado suicida al término de la oración del viernes contra una mezquita en el noroeste de Pakistán, según informaron responsables del gobierno provincial.
El ataque, el más sangriento en Pakistán desde septiembre, se produjo en Darra Adam Khel, un suburbio de Peshawar, capital de la provincia de Jyber-Pajtunjwa.
"El balance de muertos ha aumentado a 50 y podría seguir aumentando", ha indicado un alto responsable del gobierno provincial, Shahid Ullah, precisando que además hay 80 heridos, muchos de los cuales se encuentran en estado grave.
Unas 300 personas se habían congregado al término de la oración cuando el terrorista entró en el hall principal de la mezquita Waali y se inmoló, según testigos. "Acababa de terminar las oraciones cuando hubo una gran explosión, fue aterrador", ha relatado Mohib Ullah, de 15 años.
Según responsables del hospital Lady Reading, en Peshawar, entre los fallecidos hay al menos dos niños. Algunos residentes han apuntado a que el atentado podría ser resultado de una disputa entre grupos islamistas rivales.