Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los abogados de los menores de Pozuelo consideran "desproporcionada" la sentencia

Las 20 personas detenidas en los disturbios de Pozuelo pasan a disposición judicialCuatro
La mayoría de los abogados de los siete menores acusados de los disturbios ocurridos el pasado domingo en Pozuelo de Alarcón, Madrid, han recurrido la sentencia del juez de Menores encargado del caso, por considerarla "desproporcionada". El juez de Menores encargado del caso había decidido que los jóvenes no podrían acudir durante tres meses a fiestas, ni ferias patronales, a partir de las 22.00 horas. Si la Policía les encontrase incumpliendo esta medida se les imputaría una infracción grave.
Los chicos pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores el pasado lunes para someterse a un informe psicológico. Tras el informe, la Fiscalía propuso una medida menor, en concreto tres meses de libertad vigilada, ya que los técnicos que les evaluaron determinaron que son jóvenes sin antecedentes, con buenos expedientes y de familias estructuradas. El juez ha decidido añadir también la libertad vigilada a la sentencia.
El lunes, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Pozuelo de Alarcón ordenó la puesta en libertad de los trece mayores de edad, a la espera de nuevas diligencias que aclaren su participación en los hechos.
En el plano administrativo, la Delegación de Gobierno en Madrid ha abierto un expediente administrativo contra los adultos para que hagan frente a las sanciones económicas derivadas de su comportamiento.
Más disciplina
El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, se ha referido a los altercados del pasado sábado en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón en el Congreso de los Diputados.
Múgica ha recalcado que estos hechos "deben ser estudiados con rigor" porque se está produciendo "un desbordamiento en sectores amplios de la juventud de actitudes apasionadas e irracionales como consecuencia de la pérdida de valores que afectan a nuestra sociedad".
Ha culpado de los hechos en primer lugar a los chavales, luego a los padres, y en tercer lugar, a los profesores. El Defensor del Pueblo considera que "debe imponerse más disciplina en las escuelas". Múgica también ha pedido "un gran diálogo nacional" en las Cortes sobre la educación para analizar "hasta donde se va a llegar".