Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zelaya tomará represalias contra los militares golpistas en su vuelta a Honduras

El presidente depuesto de Honduras, Manuel Zelaya, tiene intención de volver a Honduras. Lo ha anunciado tras su llegada a Guatemala. Además ha asegurado que tomará represalias contra los militares que respaldaron el golpe de Estado que le apartó del poder el pasado mes. Ha hecho hincapié en que pondrá en marcha "todas las medidas del mundo para obligar a los golpistas en su rectificación e imprimirles castigo al que hace un acto criminal en contra del pueblo". Además, ha hecho un llamamiento al pueblo hodureño a la insurrección contra los golpistas.
En su visita a Guatemala, Zelaya se reunirá con su homólogo en el país, Álvaro Colom, quien, además, respalda al ex presidente en su lucha por volver a Tegucigalpa y acabar con el Gobierno 'de facto' de Micheletti. Posición que el presidente depuesto hondureño ha agradecido, asegurando que "el presidente Colom y el vicepresidente son dos demócratas que saben que el principio de la democracia es la mejor conquista de los pueblos".
Horas antes de esta visita, el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, convocó para el próximo sábado a las delegaciones de Zelaya y Micheletti para reiniciar los diálogos con e fin de encontrar, por fin, una salida al problema y retomar el hilo constitucional del país. Por eso, ha pedido "paciencia" a la comunidad internacional a la espera de los resultados y ha reiterado su deseo de que permitan a los centroamericanos resolver sus problemas.
Dimisión de Ortez en el Gobierno de facto
Mientras tanto en el Gobierno de facto se producen novedades. El ministro hondureño de Gobernación Interior, Enrique Ortez, que había jurado el cargo el pasado viernes ha dimitido tras sólo dos semanas en el Ejecutivo.
Ortez ha explicado que le ha presentado a Micheletti su renuncia irrevocable aunque sin dar algún tipo de explicación sobre su decisión. "Me estoy jugando lo que puede ser sacrificar mi credibilidad ante el pueblo hondureño", ha asegurado el ex ministro. Además ha asegurado que sigue siendo un amigo fiel del presidente Micheletti.