Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero no tiene "prisa" por legalizar a Batasuna

Zapatero agradece a PNV y CC su apoyo en unos PGE decisivos para el futuroCuatro/CNN+
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha garantizado en la sesión de control en el Senado que el Ejecutivo "no tiene prisa" por que Batasuna vuelva a la legalidad y ha insistido en que la formación abertzale sólo tiene dos caminos para conseguirlo: romper con ETA o lograr que la banda terrorista desaparezca. "Si alguien tiene prisa, que puede ser Batasuna, le puedo asegurar que el Gobierno y los demócratas no la tenemos", ha asegurado.
Esta ha sido la réplica de Zapatero a la senadora de UPN, Mar Caballero, que ha alertado de que el último alto al fuego declarado por ETA no se diferencia a los anteriores, y de que su entorno político busca aprovechar las próximas elecciones para volver a las instituciones. Así, le ha advertido que teme que "prisas" por acabar con el terrorismo conduzcan a cometer "errores pasados".
Rodríguez Zapatero ha coincidido con la senadora en que ETA está "más débil y más aislada" que nunca en su historia gracias a todos y por eso ha llamado a "perseverar en esta actitud". Así, ha querido destacar que los pasos que hasta ahora ha dado Batasuna no son suficientes, aunque ha reconocido que sí pueden tener consecuencias.
El líder del ejecutivo ha querido destacar en este asunto que el Gobierno ha marcado unas reglas del juego en las que a los proetarras solo les quedan dos opciones: o rechazar a ETA o que la banda desaparezca.
La senadora insiste
Mar Caballero ha insistido en que el Gobierno parece moverse "en aguas poco claras", y ha sugerido incluso que hay en el Ejecutivo quien pretende "tapar" la crisis económica "buscando un éxito de una batalla que tarde o temprano ganaremos entre todos" y trata con ello de "colgarse la medalla" del final del terrorismo.
El presidente ha asegurado que "jamás" ha mirado la lucha contra ETA de forma partidista y se ha mostrado preocupado por esas sugerencias porque asegura que ese asunto debería ser ajeno a la confrontación política, porque el sufrimiento es de todos y la victoria será también "de todos". Así, ha hecho un llamamiento al resto de fuerzas políticas para que no den pie a la apertura de esos debates.
Zapatero ha defendido el diálogo con el PNV en relación con la política antiterrorista y ha dicho que no puede estar de acuerdo con las críticas porque "el Gobierno ha hablado y hablará con todas las fuerzas políticas democráticas sobre lucha contra el terrorismo". Finalmente Zapatero ha ensalzado los logros policiales de su Gobierno recordando la detención de 280 terroristas y los cinco golpes a la cúpula de ETA.