Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero deja entrever su intención de cerrar Garoña

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dado algunas 'pistas' sobre la decisión de su Gobierno sobre la renovación de la licencia de la central nuclear de Garoña. Si atendemos a lo dicho por Zapatero este martes en el Senado, parece que el Ejecutivo optará por el cierre de la central una vez que esta agote su vida útil.
El jefe del Ejecutivo ha afirmado que procurará mantener su compromiso "electoral, programático y de investidura" con respecto a la energía nuclear y, en concreto, con respecto a la central burgalesa.
Preguntado en el Pleno del Senado por el PP Zapatero ha expuesto que, "en principio, se ha cumplido el ciclo de vida útil de Garoña, los 40 años para los que fue diseñado". De ahí que toque ahora decidir sobre su futuro. Cabe recordar que el organismo dedicado a la materia nuclear en España, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), avala por unanimidad la continuidad de la central.
Compromiso electoral
El Partido Socialista, ha explicado el presidente, concurrió a las pasadas elecciones con el compromiso de asegurar la seguridad de suministro, y optar por un modelo basado en el ahorro, la protección ambiental y el fomento de las energías renovables y limpias.
Con respecto a la nuclear, el compromiso electoral del Gobierno supone "el cierre ordenado de las centrales, conforme vaya terminando de vida útil" y siempre que el suministro eléctrico quede "asegurado".
"Mi primer compromiso es cumplir los compromisos adquiridos con los ciudadanos", sostuvo Zapatero. "Pero también defiendo siempre que la democracia es el respeto a los procedimientos. Hay uno pevisto, en el que el CSN tiene encomendadas unas funciones en estos casos, que ha cumplido", ha dicho.
Los criterios por los que se regirá el Gobierno para tomar una decisión serán, ha explicado Zapatero, la seguridad ("más aún cuando es Garoña es una central de primera generación, es decir, se empezó a construir en los años 60"), la seguridad de suministro ("teniendo en cuanta los que Garoña aporta un 1,4 por ciento del total" de la electricidad que consume España) y un "criterio general de apoyo a las energías limpias y menos costosas, como alternativa a las nucleares que concluyan su vida útil".