Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero amplía hasta 37 el número de empresas invitadas a la reunión de este sábado en Moncloa

Las nuevas empresas que se han sumado a la cita en las últimas horas son: Abertis, Banco Sabadell, Globalia, Hispasat, Hoteles Riu, Grupo Planeta y Técnicas Reunidas.
El Ejecutivo ha cursado invitaciones para los presidentes de dichas empresas, entre las que se encuentra una mujer, la única segura en la cita. Se trata de Petra Mateos, presidenta de Hispasat. No obstante, podrían ser dos, dependiendo de quien acuda en representación de Riu Hoteles, ya que los hermanos Carmen y Luis Riu comparten la gestión ejecutiva de la misma.
Del resto de compañías está previsto que asistan Salvador Alemany (presidente de Abertis), Josep Oliu (Banco Sabadell), Juan José Hidalgo (Globalia), José Manuel Lara (Grupo Planeta), José Lladó (Técnicas Reunidas).
El encuentro comenzará a las 10.30 horas del sábado y está previsto que tenga una duración de unas tres horas, con el objetivo acelerar la recuperación y aumentar la inversión.
La lista de 37 grandes empresas que el Ejecutivo de Zapatero ha citado incluye bancos, constructoras, representantes del sector del automóvil, energéticas, alimentarias, compañías de telecomunicaciones y medios de comunicación, entre otras.
La importancia de la reunión
León ha apuntado que "este es un momento de enorme exigencia para todos", también "para la Presidencia del Gobierno", sobre todo en referencia a "dos prioridades" que ha considerado fundamentales: la inversión y la competitividad. "Sobre la base de estos dos ámbitos, sobre todo de la inversión, el presidente del Gobierno ha situado la convocatoria de los grandes grupos económicos, que son los que tienen capacidad de invertir. Esa inversión llegará, pero el presidente quiere dinamizar ese proceso", ha explicado en unas declaraciones a Onda Cero.
En este sentido, el secretario general de la Presidencia ha reseñado la importancia de la reunión con los empresarios y ha apuntado que "hay que aprovechar bien las ocasiones". "Si Zapatero tiene éxito en su iniciativa de dinamizar la inversión, tanto la directa extranjera como la inversión en España de estos grandes grupos, algo habremos avanzado porque la mejora del ciclo llegará y lo que hay que hacer es acelerarla como país", ha manifestado.
De hecho, para León ésta "no es una cuestión de Gobierno" sino "una cuestión de país", en la que "los empresarios tienen mucho que decir", porque serán ellos los que "luego producirán un beneficio" que llegará a las empresas de menos calado y traerá la creación de empleo.
"El presidente hablaba de la convocatoria de estos grandes grupos porque en España el ahorro está en tasas muy elevadas" y, sin embargo, aunque "el endeudamiento de los particulares y de la empresa privada sigue siendo alto, les permite cierta capacidad de invertir", ha indicado León, quien ha recordado la necesidad de "remar todos juntos en la misma dirección" para "enviar señales correctas a los mercados".
El PP critica el encuentro
Por su parte, el Partido Popular ha criticado la reunión por considerarla una mera "foto" y ha advertido de que lo que realmente necesita el país para salir de la crisis económica es "tomar decisiones" y emprender reformas de calado.
Así lo ha afirmado el coordinador de Economía y Empleo del partido, Cristóbal Montoro, tras una reunión del líder de la oposición, Mariano Rajoy, con los máximos responsables de las asociaciones de autónomos ATA, UPTA y OPA.
Montoro ha asegurado que José Luis Rodríguez Zapatero sólo busca "una foto más" para su álbum y le ha pedido que deje de "convocar más concursos de ideas" como el que, en su opinión, supuso la ronda de contactos con los grupos parlamentarios en primavera en el Palacio de Zurbano.
El dirigente popular ha subrayado que para la reunión de Zapatero con los empresarios "no hay orden del día y eso es negativo" porque impide llegar a acuerdos concretos. Así que imagina que el presidente del Gobierno ha llamado a los principales empresarios para "verse unos a otros y darse ánimos".