Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero asegura que la subida de impuestos no afectará al IRPF

Zapatero prepara la presidencia de la UECNN+
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que el Ejecutivo no contempla tocar los tipos del IRPF en la revisión que está haciendo de los impuestos, por lo que las rentas del trabajo se van a preservar.
Zapatero se ha pronunciado así en rueda de prensa en Estocolmo, donde ha mantenido un encuentro con su homólogo sueco, Friedrik Reinfeldt, para preparar el traspaso de poderes de cara a la presidencia española de la UE, que comienza en enero de 2010.
El jefe del Ejecutivo ha añadido además que la subida de impuestos no va a afectar al de Sociedades, que se va a bajar, ha precisado que la puerta está "abierta" en el caso de la deducción de los 400 euros del IRPF y ha dicho que se hará una "consideración sobre las rentas provenientes del capital y la plusvalías".
Modificaciones razonables
Zapatero considera que, en una grave crisis que obliga a incrementar el gasto para garantizar la cohesión social, el Gobierno "está obligado" a pedir a una parte importante de la sociedad que haga un "pequeño esfuerzo" para ayudar a la gente que tiene más dificultades.
"¿Por qué se lo pediremos? Porque es razonable", subrayó Zapatero, quien asegura que, una vez que la economía lo permita, el Gobierno socialista volverá a bajar los impuestos. "No lo hacemos por subir impuestos, la tendencia de este Gobierno es bajarlos", destacó.
En este sentido, el jefe del Ejecutivo ha recordado que el Gobierno socialista ha realizado una reducción impositiva de unos dos puntos del PIB desde que está en el poder (20.000 millones de euros), centrada en una rebaja de cinco puntos en el Impuesto de Sociedades, en cambios en los tipos del IRPF (subida del mínimo exento y deducción de 400 euros) y la supresión del Impuesto del Patrimonio.