Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero y Rajoy pactan agilizar la reestructuración financiera y reformar la ley de cajas

Tras dos horas y cuarto de reunión, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, han comparecido para dar su visión del encuentro y tratar de calmar así los mercados.
Rajoy ha manifestado en la rueda de prensa posterior a la reunión con el Presidente Zapatero, que a día de hoy apoya el rescate a Grecia, así como lo apoyó el pasado 21 de abril en el Congreso. Así lo ha hecho porque defiende el interés de España, a pesar de que nuestro país va a prestar 9,800 millones de euros, los cuales tendrá que pedir prestados, según ha declarado el líder de la oposición.
En cuanto al segundo punto del día, el sistema financiero Rajoy ha defendido que lleva planteando reformas desde hace un año y medio, sin que el Gobierno le haya hecho caso, la última vez con ocasión del Pacto de Zurbano. En palabras de Mariano Rajoy, "en España no hay crédito para las PYMES ni para las familias; sin crédito no hay inversión, y sin inversión no se crea empleo, que es el objetivo nacional".
Dos acuerdos
Para Rajoy, "hay que sanear, capitalizar y reestructurar el sistema financiero, y hay que hacerlo ya". El Popular Rajoy ha señalado que ha llegado a dos acuerdos con José Luis Rodríguez Zapatero: agilizar el proceso de reestructuración del sector financiero y reformar antes de 3 meses la Ley de Cajas. Con todo ello, se mejorarían las posibilidades de crédito y las Cajas de Ahorros podrían obtener recursos de la máxima categoría, con cuotas participativas con derechos políticos.
Finalmente, el líder del Partido Popular ha recalcado la mala situación económica en la que se encuentra España, por ello, la política económica debe cambiar, y es necesario reducir el gasto y el déficit público. Además, Rajoy insta al Gobierno a que deje de perder el tiempo con una Reforma Laboral que no terminar de llegar nunca.
Además, ha reiterado que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero cuenta con el apoyo del Partido Popular, "cuando haga bien las cosas". También ha recordado que no puede apoyar lo que perjudica a España, que en su opinión es el aumento de la deuda pública y los últimos Presupuestos Generales del Estado presentados por el Ejecutivo Socialista. Asimismo, Rajoy ha puntualizado que la responsabilidad de gobernar la tiene el Gobierno, no la oposición.
Un encuentro "positivo"
A continuación, ha comparecido el jefe del Ejecutivo, que ha calificado de "útil y positiva" su reunión con Rajoy, ya que de la misma han salido "buenos acuerdos", como el de tener listo el mapa definitivo de la reestructuración de las cajas de ahorro el próximo 30 de junio y el de llevar a cabo la reforma de la ley que regula estas entidades en un plazo de tres meses.
En una rueda de prensa, Zapatero ha explicado que sólo faltaba ese compromiso para poder dar los pasos definitivos hacia una reordenación del sector.
Además, Zapatero ha querido defender la política económica del Gobierno y ha afirmado que hay datos "positivos" que apuntan a que la economía española está saliendo de la crisis, y ha subrayado que "no son ni rumores ni hipótesis", sino datos "ciertos". "Hay motivos para la confianza", destacó.
El presidente ha asegurado, además, que el Gobierno va a cumplir "con toda determinación" su plan para reducir el déficit hasta el 3 por ciento en 2013 y dijo estar dispuesto a que el Ejecutivo suministre en sede parlamentaria información periódica de las previsiones del déficit. De momento, dijo, las previsiones para 2010 se cumplirán "estrictamente".