Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero defenderá en el G-20 su plan de ajuste y el modelo de supervisión financiera de España

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defenderá este fin de semana en la reunión del G-20, que se celebrará en Toronto (Canadá), las medidas impulsadas para controlar el gasto público, la reforma laboral aprobada por decreto y el modelo español de supervisión financiera, según informaron fuentes de La Moncloa.
En la reunión entre las grandes economías mundiales está previsto que se debata sobre la conveniencia o no de retirar los estímulos fiscales para limitar su impacto en la aún incipiente recuperación, y que parece estar enfrentando las estrategias para salir de la crisis de la UE y Estados Unidos.
Desde Bruselas se aboga por la necesidad de acelerar la contención del gasto para reconducir el déficit al objetivo del 3 por ciento que fija el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, lo que ha significado la paulatina retirada de los planes que ayudaron a mantener la actividad en los momentos más duros de la crisis.
España, Alemania, Francia, Grecia, Portugal y en última instancia Reino Unido han dirigido el recorte hacia la política social, con el fin de buscar el equilibrio en las cuentas públicas y a la vez frenar la presión de los mercados sobre la deuda soberana de varios miembros comunitarios.
Sin embargo, EEUU insiste en mantener los estímulos, al considerar que su retirada prematura podría precipitar una recaída y poner en riesgo la vuelta al crecimiento. Así lo puso de manifiesto el presidente estadounidense, Barack Obama, en una misiva que remitió a los Veintisiete la semana pasada, a la que el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, replicaron que lo prioritario en estos momentos es acelerar la consolidación fiscal para reducir el desequilibrio de las cuentas públicas.
Discrepancias sobre la tasa bancaria
Otro de los aspectos que más expectación está generando en torno a la reunión del G-20 es la propuesta europea de fijar una tasa bancaria para sufragar futuras crisis y así evitar recurrir al erario público. Las mismas fuentes precisan que las conversaciones sobre este punto "están más avanzadas", sobre todo con EEUU, si bien admiten que existen "discrepancias" en países que lograron lidiar con la crisis bancaria, como Australia y Canadá, países que descartan que esta tasa sea necesaria. "La dicotomía podría mantenerse", subrayan.
Precisamente, Zapatero desveló el pasado martes en el Senado que esta tasa a la banca para sufragar el coste de eventuales crisis tendrá un "cierto parecido" al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) del sistema español, que fija una devolución de hasta 100.000 euros en caso de quiebra de la entidad bancaria.
"España está un paso por delante", indican las fuentes, que, aún así, consideran "prematuro" determinar si el FGD será "suficiente" en el seno de la reforma del sistema financiero internacional, puesto que no será una tasa "conjunta, sino coordinada" para la UE, al depender de la competencia de cada Estado miembro.
España como "gran valedor" financiero
En este sentido, Zapatero resaltará que España es "el gran valedor" en la supervisión financiera, y para ello se apoyará en las pruebas de estrés de las entidades financieras que la UE publicará durante la segunda quincena de julio y que encabezan el Banco Santander y BBVA, por este orden. "Los 'tests' de estrés facilitarán la credibilidad del sistema financiero", confían.
Eso sí, las mismas fuentes quisieron dejar claro que no existe "ninguna expectativa" de que de la cumbre de Toronto salga una decisión "clara" sobre estrechar el cerco a la regulación financiera, y emplazaron a la próxima reunión del G-20 de noviembre que acogerá Seúl (Corea del Sur).
"En Toronto se cumplirá el calendario de la agenda para analizar qué medidas se pueden adoptar para mejorar la regulación del sistema financiero. Será en Seúl donde se tomen decisiones", explican.