Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero califica la Cumbre UE-América Latina y Caribe como una cumbre de "aciertos y resultados"

Durante este encuentro celebrado en Madrid durante los dos últimos días, "nos hemos reconocido aún más como socios globales" y "hemos abordado las cuestiones fundamentales que preocupan a la sociedad", ha asegurado el presidente del Gobierno, José Luís Zapatero.
Entre esas cuestiones ha destacado el "compromiso con la solidaridad" con Haití tras el terremoto del pasado 12 de enero. En este sentido, Zapatero ha dicho que los dirigentes que han asistido a la cumbre han confirmado sus compromisos con la reconstrucción del país latinoamericano.
En el ámbito económico, el presidente ha dicho que se ha debatido sobre el sistema financiero y durante esa discusión "han surgido propuestas" que luego se podrán abordar en el G-20. "Hemos constatado que es imprescindible cambiar el sistema financiero", ha precisado Zapatero, que ha añadido que esas modificaciones deben fomentar a la "responsabilidad global" en ese ámbito.
Asimismo, ha señalado que durante la cumbre se ha constatado la "fortaleza" de Latinoamérica ante la crisis financiera internacional, ya que esta región la "soporta bien" y sigue creciendo; el "único camino" para acabar con la miseria y la desigualdad.
Zapatero ha enumerado los resultados alcanzados durante el encuentro, desde los acuerdos comerciales de la UE con Centroamérica, con Perú y con Colombia, hasta el inicio de las negociaciones de los Veintisiete con Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) o el nuevo mecanismo de la UE para promover las inversiones en América Latina.
El jefe del Ejecutivo ha concluido que los problemas globales "sólo pueden tener respuesta desde la cooperación y la coordinación". En este contexto, ha dicho que la UE y América Latina y el Caribe constituyen "una parte muy importante del mundo". "Necesitamos más unión", ha agregado Zapatero.
Nuevo marco internacional
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha destacado, por su parte, que la cumbre de esta semana "ha demostrado que las declaraciones políticas pueden ser apoyadas por hechos concretos".
Mientras, el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha incidido en la necesidad de que la UE y América Latina y el Caribe busquen "oportunidades activamente para ser socios estratégicos" y adapten su relación al nuevo marco internacional con los nuevos retos que implica.
Para la presidenta de Argentina, Cristina Fernández, una de las conclusiones más importantes a las que se ha llegado es que el "multilateralismo" debe ser la forma de abordar los problemas económicos, financieros y climáticos, pero también los de carácter político, porque, en su opinión, muchos de los problemas que enfrenta la comunidad internacional tienen un origen político. Otra conclusión que ha resaltado fue "la necesidad de desarrollar nuevos instrumentos de gobernanza global" adecuados para un "mundo multipolar" con conflictos distintos a los de la época de la posguerra.
Por último, el presidente de Chile, Sebastán Piñera, ha reconocido la relevancia de los "logros" conseguidos durante la cumbre pero ha considerado que "vamos demasiado lentos" y que "los problemas surgen más rápido que las soluciones".