Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Yolanda Barcina, elegida presidenta de UPN

Yolanda Barcina, nueva presidenta UPNcuatro.com
Yolanda Barcina es desde este domingo la nueva presidenta de UPN, tras ser respaldada por el 89 por ciento de los votos de los afiliados de la formación regionalista, en el año en que se cumple el 30 aniversario de la fundación del partido. Ha sido la primera mujer en ostentar este cargo y también la primera en formar parte del Gobierno de Navarra y en acceder a la alcaldía de Pamplona.
En el Congreso, marcado por la despedida de Miguel Sanz después de doce años al frente del partido, se ha elegido una nueva dirección. En esta nueva dirección figuran además Alberto Catalán como vicepresidente (con el 87% de los votos) y Carlos García Adanero como secretario general (con el 79% de los apoyos).
También se ha elegido este domingo a los 17 vocales de la nueva Ejecutiva y a los 75 miembros del Consejo Político, en este primer congreso de las últimas dos décadas sin el pacto con el PP, con el que UPN rompió su alianza el pasado año.
Con ilusión
En su intervención, la nueva presidenta de UPN ha mostrado su "ilusión" por el cargo y ha confesado su "emoción", evidente cuando ha asegurado ser "Navarra por adopción" y "amar esta tierra con pasión".
Barcina también ha señalado que el Congreso que "abre un tiempo nuevo" en UPN, en cuya implicación ha animado a todos a tomar parte para conseguir "llevar cada vez más lejos el proyecto de UPN en torno a nuestra idea de una Navarra foral y española".
Un adiós satisfecho por lo cumplido
Por su parte, el presidente saliente, Miguel Sanz, ha repasado los "logros de UPN" y reconoció que "jamás" los hubiera conseguido "de no haber contado con el esfuerzo de todos, incluso de quienes piensan de manera diferente". Sanz ha afirmado también que ha pasado momentos "inolvidables" en el partido, pero ha asegurado "que éste no es uno de ellos", porque no deja la presidencia "por gusto, cansancio ni mucho menos por haber perdido la ilusión en el partido", sino porque "pienso que hago un servicio más a mi partido facilitando mi sustitución".
El presidente saliente ha reconocido sus errores y ha pedido "disculpas por ello" pero también ha dejado claro que siempre ha puesto "el corazón y la cabeza al servicio de Navarra".
Miguel Sanz seguirá al frente del Gobierno foral el resto de la legislatura.