Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Virgen del Rocío regresa a la ermita antes de lo previsto tras romperse un varal

En un hecho sin precedentes, la Virgen del Rocío ha regresado a la ermita antes de lo previsto tras romperse un varal del paso. Frente a la hermandad de Moguer, los responsables de la hermandad Matriz de Almonte han decidido que la Virgen volviera al templo.
Poco antes de las ocho de la mañana la Virgen del Roció ha regresado a su templo sin poder terminar su recorrido. Frente a la histórica Hermandad de Moguer se ha roto uno de los varales del paso y los responsables de la Hermandad Matriz de Almonte han decidido, en un hecho sin precedentes, que la Blanca Paloma regresara a su templo.
Aunque han intentado reparar el paso, ha sido imposible y la Virgen se ha recogido antes de lo previsto. De hecho la Blanca Paloma solo ha hecho aproximadamente la mitad del recorrido.
Una multitud ha acompañado a la Madre de Dios en su regreso imprevisto a la ermita.
Las hermandades que este año no han recibido la visita de la Blanca Paloma, han decidido llevar sus Simpecados hasta la ermita para rendir culto allí a la Blanca Paloma.
Así ha terminado una procesión, que comenzaba diez minutos antes de las tres de la madrugada cuando los almonteños, impacientes, han saltado la reja. Como en la Romería del pasado año, el popular salto de la reja se ha producido cuando el Simpecado de Almonte estaba a unos escasos metros del altar mayor.
Esta vez la Virgen ha salido de la Ermita en un carro porque la impresionante multitud ha impedido que los almonteños pudieran llevarla a hombros.