Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Vega cree que el gesto de Aznar puede dañar la imagen de España

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández De la Vega, ha reconocido su desacuerdo con las declaraciones en las que el pasado jueves el ex presidente del Gobierno José María Aznar defendía que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no tiene autoridad moral porque los socialistas "se han fundido el país".
"Aznar acostumbra a realizar expresiones tan grandilocuentes como faltas de contenido", ha criticado la vicepresidenta. "Sus expresiones no merecerían comentario si no fuera porque con su desmesura puede dañar la imagen de España y pone en cuestión la capacidad de recuperación del país en un momento de crisis mundial".
Falta de respeto
Además, la vicepresidenta ha censurado también el gesto con el dedo con el que Aznar respondió a unos estudiantes que estaban increpándole y ha querido dejar claro que el Gobierno "no comparte este tipo de comportamiento" porque "contraviene las normas básicas de respeto hacia las legítimas diferencias que existen en una democracia plural" como la española.
A su juicio, las discrepancias y la defensa de las ideas debe hacer siempre "desde la palabra y el respeto" y nunca a través del "insulto". "Su gesto no ayuda mucho a mantener la idea de respeto", lamentó De la Vega.
Un gesto "rechazable"
El lehendakari, Patxi López, ha juzgado como "rechazable" el gesto con el que el ex presidente del Gobierno José María Aznar respondió a los abucheos de un grupo de estudiantes en la Universidad de Oviedo, y ha reclamado que desde la política se actúe con "pedagogía, respeto y educación".
López ha presentado en Madrid el libro "Euskadi: Diario de un compromiso", del presidente del Senado, Javier Rojo, y al ser preguntado por esa imagen ha asegurado que algunos gestos son "rechazables socialmente, y lo son mucho más en la política".
Libertad de expresión
El ex Alto Representante para la Política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana, ha dicho sobre el incidente de José María Aznar en la Universidad de Oviedo que "la libertad de expresión en España ha de ser defendida, esté uno de acuerdo o no" con el ex presidente del Gobierno.
"Una imagen vale más que mil palabras"

El presidente del Principado de Asturias, el socialista Vicente Alvarez Areces, no ha querido realizar excesivos comentarios sobre los hechos acontecidos ayer en la Facultad de Económicas de la Universidad de Oviedo.
Areces, ante la insistencia de los periodistas en los pasillos de la Junta General del Principado de Asturias, se ha limitado a recurrir al refranero. "Una imagen vale más que mil palabras", se limitó a comentar, en referencia a la fotografía que aparece en casi todos los medios de comunicación escritos, con Aznar levantando su dedo corazón.
El PSOE asegura que el "dedazo" de Aznar explica las "carencias" de Rajoy
El secretario general de Libertades Públicas y Derechos de Ciudadanía del PSOE,Álvaro Cuesta, ha dicho que el "dedazo" del ex presidente del Gobierno José María Aznar "explica muchas de las carencias del líder de la oposición" porque fue precisamente con ese dedo con el que designó a su sucesor.
"Eso lo que explica es lo mal que fue designado Rajoy, porque si fue designado por ese dedo, la verdad es que el dedazo explica muchas de las carencias del líder de la oposición", ha opinado.
También sobre este asunto el diputado socialista Juan Barranco ha criticado que el ex presidente se esté "haciendo rico por ahí dando conferencias a costa del prestigio del Gobierno español y del conjunto de los españoles".
"Es un poco vergonzoso que un ex presidente del Gobierno se dedique a ganar dinero de esa manera", ha apostillado.
Una mera anécdota

El presidente del PP en Asturias, Ovidio Sánchez, ha afirmado hoy que la peineta de Aznar es una mera "anécdota" frente a las voces de "catorce impresentables" que creen que "pueden acallar la gran reflexión de un líder como Aznar".