Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UME dobla sus efectivos para paliar las inundaciones en Asturias

El Ministerio de Defensa ha confirmado el refuerzo de sus efectivos ante la complicada labor que están desarrollando, fundamentalmente achicar un embolsamiento de agua que amenaza de derribo a la N-634, la principal vía de comunicación entre Asturias y Galicia. Con el nuevo envío, son ya 49 los efectivos de la UME que trabajan en la zona, con 18 vehículos en total, 5 autobombas, y una máquina extractora de agua.
Desde las 05.30 horas, el V Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM V), con sede en El Ferral del Bernesga (León), participa en las labores de achique, según ha informado Defensa. Ya el viernes por la noche, el tráfico por la N-634 tuvo que ser desviado debido a la crecida del río Barayo, que afecta al punto kilométrico 515 de la carretera, según ha informado la Delegación del Gobierno en Asturias.
La decisión del corte de tráfico se ha tomado después de que se comprobara que el agua se había llevado todo el talud de tierra y comenzaba a socavar el arcén izquierdo de la calzada. Además, el gran embolsamiento de agua a la altura de ese punto kilométrico ha provocado también un grave riesgo para las viviendas existentes en el lugar, según ha explicado Defensa. La Delegación del Gobierno en Asturias ha solicitado a través de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior la actuación de la Unidad Militar de Emergencias.
Derrumbe de un tramo de carretera
La intensidad de la lluvia de los últimos días ha propiciado el derrumbe de parte de la carretera N-632 a su paso por Soto del Barco. El hundimiento del tramo se produjo en la noche del sábado, afectando a unos 30 metros, entre la gasolinera y el cruce del Aeropuerto. Así lo ha confirmado el alcalde de Soto del Barco, Jaime Menéndez Corrales.
El alcalde además ha lamentado que la situación se suma a otro tramo de la carretera N-632 hundido, en la zona del Alto del Praviano, desde hace año y medio. "No es normal que una carretera nacional esté interrumpida tanto tiempo, hay vecinos afectados", ha dicho.
Según información proporcionada por la Dirección General de Tráfico, la lluvia está generando circulación difícil en la N-634, en Otur. También tienen circulación irregular la A-8 en Gijón y la N-640 en Vegadeo. Por oto lado, continúan las labores de reasfaltado de la N-634 a la altura del Río Barayo, ante el peligro de que la carretera se desplome.
Comisión de emergencias
La Delegación del Gobierno de Asturias, la Demarcación de Carreteras del Estado en Asturias, la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, la Guardia Civil, el Gobierno del Principado de Asturias a través de Protección Civil y la Unidad Militar de Emergencia (UME) forman parte desde este domingo a las 00.00 horas del nuevo órgano conjunto de emergencias para hacer frente a la situación generada por las intensas lluvias caídas en los últimos días.
Precisamente, un elemento de intervención se encuentra trabajando en labores de achique de un gran embolsamiento de agua a la altura del km. 515 de la N-634, en el municipio de Valdés, que ha provocado un grave riesgo para los caseríos existentes en el lugar y un más que probable aislamiento de las comunicaciones con Galicia. En total, son 25 los efectivos desplazados a la zona, con medios formados por diversos vehículos ligeros, 2 pesados, 2 autobombas, 1 nodriza, 1 máquina extractora de agua y lodos, así como una embarcación "Zodiac".
Desde el Centro de Operaciones (JOC) del Cuartel General de la UME en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), se sigue y coordina directamente el movimiento e intervención de todos los elementos desplazados a la zona. Según ha informado Delegación del Gobierno de Asturias, la situación más delicada se sitúa en la carretera N-634, en la zona de Bao, donde las torrenciales lluvias propiciaron que los tubos de drenaje quedaran taponados, provocando un embalsamiento en el talud de la carretera. Así, ante el problema de que el arcén izquierdo se viniese abajo, tras la pérdida de tierra, la carretera permanece cortada desde el viernes a las 23.00 horas.
Se ha habilitado un desvío para garantizar la circulación y para mantener abierta la comunicación entre Asturias y Galicia por Navia. A la zona se ha desplazado una grúa para retirar los materiales que obstruyen los tubos de desagüe. También se han instalado una serie de moto-bombas para evacuar las aguas embalsadas e impedir que suba el nivel.
El Delegado del Gobierno en Asturias, Antonio Trevín, ha visitado la zona afectada, incluyendo los concejos de Vegadeo y Gozón. Trevín se ha reunido con autoridades locales y con afectados, ofreciéndose a facilitar todos los trámites para solicitar las ayudas correspondientes por los daños causados por las lluvias. Delegación del Gobierno ha aclarado que en el ordenamiento jurídico español no existe ninguna figura de declaración como zona catastrófica. Sin embargo, lo que sí existen son una serie de ayudas que habilita el Gobierno para este tipo de situaciones.