Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE aconseja la vacunación prioritaria de enfermos, embarazadas y personal médico

Los enfermos crónicos, las mujeres embarazadas y el personal sanitario son los grupos de población que deberán ser vacunados de forma prioritaria contra la gripe A, según una recomendación adoptada por el Comité de Seguridad Sanitaria de la UE.
El Comité, compuesto por expertos médicos de los Veintisiete, aconseja la vacunación de los citados colectivos tras tener en cuenta las actuales pruebas científicas y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del Centro de Prevención y Control de Enfermedades de la UE (ECDC), ha informado la Comisión Europea en un comunicado.
La recomendación busca un "enfoque compartido" de las campañas de vacunación que se pondrán en marcha el próximo otoño en los diferentes estados miembros. Los Veintisiete han identificado como grupo prioritario a "todas las personas con más de 6 meses de edad que padezcan enfermedades crónicas (como enfermedades respiratorias, cardiovasculares o con algún tipo de inmunodeficiencia), comenzando por aquellos que tengan síntomas más graves".
Los otros dos grupos prioritarios son las mujeres embarazadas y los trabajadores del sector sanitario. Una vez se haya procedido a la vacunación de estos colectivos, las autoridades sanitarias nacionales podrán continuar aplicando las vacunas al resto de la población "hasta alcanzar los objetivos fijados por cada país".
Preocupación en EEUU
Mientras, en EEUU crece la preocupación por la posible expansión de la pandemia. Las autoridades estadounidenses han alertado de que podrían llegar a fallecer 90.000 personas por el virus de la gripe A este otoño-invierno.
Esta cifra supone el doble de las muertes que se producen por la gripe estacional. Por ello, y para evitarlo las aulas de los colegios se han limpiado a fondo, para tratar de evitar el contagio tras los campamentos de verano, en los que se han producido algunos brotes del virus.
También se están dispensando geles para limpiarse las manos para evitar contagios. El grupo de analisis, que está evaluando las posibles consecuencias, ha señalado que se teme que falten antivirales y que se colapsen las urgencias de los hospitales.