Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE celebrará una cumbre extraordinaria para elegir sus nuevos altos cargos

Los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete elegirán el próximo 19 de noviembre durante una cumbre informal extraordinaria a las personas que ocuparán los dos nuevos cargos que crea el Tratado de Lisboa, un presidente no rotatorio de la UE y un responsable de Exteriores con más poderes que el actual.
El primer ministro sueco, Fredrik Reinfeld, ha decidido convocar esta cumbre extraordinaria, que consistirá en una cena de trabajo, tras una "ronda preliminar de consultas" con el resto de líderes europeos, según ha confirmado la presidencia sueca en un comunicado. Se trata de concretar los nombramientos antes de que entre en vigor el Tratado el 1 de diciembre.
El nombramiento del nuevo Alto Representante permitirá, además, renovar la Comisión Europea. La mayor parte de Estados miembros ya han designado a sus comisarios para los próximos 5 años y ahora el presidente, José Manuel Durao Barroso, tiene que repartir las carteras. España aspira a que Joaquín Almunia repita como responsable de Asuntos Económicos, incluso con un aumento de competencias.
No hay consenso

La presidencia sueca ha admitido que no hay consenso entre los líderes europeos sobre las personas que deben ocupar los nuevos cargos, por lo que lo más probable es que los nombramientos se decidan por mayoría.
Desde que la candidatura del ex primer ministro británico, Tony Blair, decayera por falta de apoyo socialista para presidir la UE, cobró fuerza el nombre del actual primer ministro belga, Herman Van Rompuy, que parecía concitar consenso entre los 27.
Los socialistas europeos, mientras, habían dejado claro que aspiraban a colocar a un miembro de su familia política en el puesto que dejará Javier Solana al frente de la diplomacia europea.
Inicialmente el político más nombrado fue el ministro británico de Exteriores, David Miliband, pero éste ya ha oficializado que rechaza el cargo y Gordon Brown reiteró el martes que el único candidato del Reino Unido para viajar a Bruselas es Blair.
Francia y Alemania tendrán en todo caso un candidato común, tal y como recordó el jefe de la diplomacia gala, Bernard Kouchner, quien incidió en la idea de que en este momento nadie parte como favorito.