Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE aprueba un "carné por puntos" para los pescadores

Similar al sistema utilizado para los conductores de vehículos, los ministros de Pesca de la UE han aprobado la implantación de un sistema de "carné por puntos" para sancionar a los pescadores, oficiales y a los armadores que incumplan las leyes.
El Consejo de Ministros de la UE ha llegado a un acuerdo, tras más de 16 horas de reunión, sobre una normativa que reformará considerablemente el control y las penalizaciones en el sector pesquero.
Entre las principales novedades de la regulación destaca la introducción de un "carné por puntos" similar al que existe en España para el tráfico por carretera, aunque funcionará de forma inversa: el pescador acumula tantos si incumple las leyes y una vez sumados podrán suponer la retirada de la licencia.
Aplicarse "lo antes posible"
Los ministros han alcanzado un "acuerdo político" para introducir ese régimen, pero antes de que entre en vigor la Comisión Europea (CE) y los expertos de los países deberán decidir los detalles en un Comité de Gestión (de carácter técnico).
La idea es que el carné por puntos empiece a aplicarse "lo antes posible", han subrayado las fuentes, y se prevé que sea a partir del 1 de enero de 2010.
Los Veintisiete consiguieron un acuerdo sobre la nueva regulación del control pesquero tras muchas horas de negociación y varias ofertas de la Comisión Europea (CE) ante las que muchos países pusieron objeciones.
España se ha mantenido durante toda la discusión favorable al proyecto de Bruselas para actualizar las reglas sobre la vigilancia en la pesca, pues las que hay ahora tienen más de 15 años.
No obstante, el texto pactado por los ministros suaviza las condiciones iniciales en las que Bruselas pretendía aplicar el carné por puntos, ya que en el acuerdo final aumenta el número de "avisos" al pescador o al armador ante de quitarle el permiso. Además, en cada amonestación la retirada de la licencia sería durante períodos más breves que los que propuso Bruselas anteriormente.