Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE pide a Marruecos "avances" en Derecho Humanos en el Sáhara

La UE ha pedido a Marruecos "avances" en materia de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental y en la situación de los defensores de las libertades fundamentales, con motivo de la primera cumbre celebrada entre el sábado y el domingo entre los Veintisiete y Rabat, la primera que la UE celebra con un país árabe.
Pero no lo ha hecho en la declaración conjunta suscrita al término del encuentro - "edulcorada" por la delegación marroquí particularmente en este ámbito, según fuentes de la delegación europea- sino a través de la intervención del presidente permanente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, en rueda de prensa conjunta con el jefe del Ejecutivo español y anfitrión, José Luis Rodríguez Zapatero, el jefe del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso, y el primer ministro marroquí, Abbas el Fassi.
Van Rompuy ha trasladado el interés europeo de "ver avances" en el respeto de las "libertades fundamentales y los derechos humanos" por parte de Marruecos y ha informado de que en este encuentro ambas delegaciones abordaron el contencioso del Sáhara, que "la UE sigue de cerca" y que, según las mismas fuentes, centró buena parte de las discusiones, junto con la situación general de los Derechos Humanos en el reino.
El presidente de la UE ha señalado que los Veintisiete apoyan los esfuerzos de la ONU para lograr una "solución política justa, duradera y aceptable para todas las partes", ha señalado que "seguirá trabajando en los aspectos humanitarios del conflicto" y ha expresado su deseo de que se produzca una "mejora en la situación de los Derechos Humanos en el Sáhara" y en la "situación de sus defensores".
Ha evitado en cambio pronunciarse sobre el mensaje que el rey Mohamed VI trasladó a la delegación europea a través de El Fassi. En un discurso leído por el primer ministro durante el encuentro que ambas partes mantuvieron esta mañana en la cripta del Palacio de Carlos V en La Alhambra de Granada, el monarca calificó de "artificial" el contencioso del Sáhara, cuya permanencia Rabat achaca a la falta de voluntad de Argelia en ponerle fin, y defendió una solución al conflicto que se base en la propuesta marroquí de autonomía para el territorio.
Tampoco Zapatero ha querido reaccionar al mensaje del rey y se ha limitado a señalar que, como reiteró durante la cumbre, la posición de España, "consolidada y permanente", apuesta por "un acuerdo sobre el futuro del Sáhara" y "apoya la tarea y la misión de Naciones Unidas". Para Zapatero, el "camino del entendimiento es el camino de la solución" y ha señalado que España tiene en esta materia un "diálogo franco, positivo y constructivo" con Marruecos.
Marruecos se ha defendido
El primer ministro marroquí sostuvo que en Marruecos, cuando se producen violaciones de Derechos Humanos, el peso de la ley cae sobre los responsables como ocurre en Occidente y pidió que se hable también de las violaciones de los derechos del hombre que se producen, a su juicio, en los campamentos saharauis en Tinduf (Argelia), que controla el Frente Polisario.
El Fassi afirmó que "el 85 por ciento de la población (del Sáhara) se considera marroquí" y aseguró que "si no hubiera alambres en los campos de Tinduf los secuestrados volverían" al Sáhara Occidental, para Rabat sus provincias del sur. "Cuando las familias (de los saharauis de los campamentos de Tinduf) van a El Aaiún son felices, sonríen y cuando se marchan lo hacen llorando", relató.
"Y los marroquíes que van a Tinduf cuando llegan lloran porque ven un campo inhumano con trabajos forzados, donde los ciudadanos no son libres. El Polisario niega a esa población marroquí tener una opinión distinta", continuó.
Más fondos para Marruecos

Al margen del Sáhara, el presidente de la Comisión Europea ha avanzado que la UE aumentará su ayuda financiera a Marruecos para apoyar el proceso de reformas en el país y afirmó que los Veintisiete están dispuestos a lanzar "nuevas negociaciones para llegar a un acuerdo global de libre comercio más en profundidad".
Todos satisfechos
Tanto Zapatero como El Fassi se han declarado satisfechos al término de la cumbre. El primero ha destacado que Granada ha acogido la primera cumbre de la UE "con un país árabe", lo que supone "un fuerte avance" para la "consolidación de los objetivos de paz, estabilidad y desarrollo que guían a la UE" y además "constituye una gran plataforma para la consolidación de los intereses que España como país tiene en su política de relación hacia el sur".
El Fassi ha remarcado por su parte que esta cumbre, que se celebra después de que la UE concediera a Rabat el Estatuto Avanzado -plan que persigue integrar a Rabat en los espacios comunes europeos, sin que participe en las instituciones como miembro- "corona un largo proceso porque la cooperación entre Marruecos y la UE tienen una historia de casi 40 años y ha avanzado lenta, pero segura".