Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE pide a España más datos sobre el ajuste para reducir el déficit

La Unión Europea ve peor a España y la Comisión Europea ha pedido al Gobierno que concrete qué medidas tiene previsto adoptar para reducir el déficit público y volver a situarlo por debajo del umbral del 3 por ciento en 2013, cumpliendo así las exigencias de la UE.
También ha reclamado a España que se reforme el sistema de pensiones para garantizar la viabilidad a largo plazo de sus finanzas públicas.
En este sentido, el Ejecutivo comunitario cree que el Gobierno no ha detallado suficientemente en su plan de estabilidad las medidas de ajuste, especialmente las que deben tomarse a partir del año que viene, que será cuando deba acelerarse el saneamiento de las cuentas públicas una vez que se confirme la recuperación.
"Se invita a España a precisar la estrategia presupuestaria que le permitirá corregir su déficit excesivo y reducir su deuda y a mejorar la viabilidad de sus finanzas públicas a largo plazo, su régimen de pensiones, su marco presupuestario y la calidad de sus finanzas públicas", dijo la Comisión en un comunicado.
Previsiones muy optimistas
Bruselas cree, además, que las previsiones económicas en las que se basa el programa español son excesivamente optimistas, y que ello podría traducirse en unos ingresos fiscales inferiores a los que prevé el Gobierno, lo que dificultaría el cumplimiento de los objetivos del plan de ajuste.
"Debido al carácter optimista de las hipótesis macroeconómicas después de 2010, la contribución del crecimiento económico al saneamiento presupuestario podría ser más débil de lo previsto y la trayectoria de ajuste después de 2010 debería ser reforzada con medidas concretas", afirma la Comisión.
En todo caso, el Ejecutivo comunitario admite que el programa de estabilidad español recoge "un esfuerzo de saneamiento importante y sostenido a partir de 2010" para reducir progresivamente el déficit desde el 11,4 por ciento del PIB registrado en 2009 hasta el 3 por ciento en 2013. Pero no se detallan suficientemente las medidas concretas que permitirán este recorte.
La deuda pública, inferior al 40 por ciento del PIB en 2008, aumentó al 55 por ciento del PIB en 2009 y seguirá subiendo hasta llegar al 74 por ciento del PIB en 2013.
Salgado confía en pactar con CCAA y ayuntamientos
Tras este comunicado, la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha asegurado que podrá "dar más datos" a la Comisión Europea sobre las medidas que tiene previsto el Gobierno español para reducir el déficit público después de acordarlas con las comunidades autónomas y ayuntamientos, ya que suponen "una parte" de dicha reducción y tiene que acordarla con ellos.
La propia Salgado avanzó hace dos semanas que el objeto de esta convocatoria será proponer a los entes territoriales que adopten, en el marco de tres meses, un plan de austeridad similar al aprobado por el Gobierno para recortar su déficit.