Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trinidad Jiménez se niega a "especular" sobre la actuación de las fuerzas marroquíes en El Aaiún

La ministra de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Trinidad Jiménez, se ha negado una vez más a condenar la actuación de las fuerzas marroquíes en el desmantelamiento del campamento de protesta saharaui de Gdaim Izik hasta no disponer de "datos confirmados" sobre los sucesos, porque lo contrario sería "especular".
En la sesión de control al Gobierno en el Senado, Jiménez ha respondido a cuatro preguntas de representantes del PP, PNV, IU y el Grupo Mixto sobre los hechos ocurrido la semana pasada en las proximidades de El Aaiún que ha dejado un número indeterminado de muertos (10 policías marroquíes y dos civiles saharauis, según Rabat, y 36 fallecidos según testigos citados por el Frente Polisario). Jiménez ha confirmado que todavía no hay datos sobre el número de víctimas mortales, pero ha querido aclarar que entre los fallecidos hay tanto marroquíes como saharauis.
En opinión de Jiménez, el Gobierno español no puede, como tampoco han hecho otros Ejecutivos, instituciones u organismos internacionales, ir más allá de expresar su "profunda preocupación" por los sucesos y pedir una investigación de lo ocurrido porque "los hechos tienen consecuencias pero los pronunciamientos sin datos también los tienen".
"Cuando los hechos sean probados, actuaremos en consecuencia. El Gobierno no puede reaccionar ante opiniones, por muy respetables que sean. Hemos de esperar para contrastar los hechos ", ha respondido la ministra.
Buenas relaciones con Marruecos
La ministra ha opinado que mantener una buena relación con Marruecos ha permitido pedir a su Gobierno que investigue lo ocurrido, reclamar que la prensa pueda informar desde El Aaiún y proteger a los españoles que quedan en la zona.
Con todo, ha hecho hincapié en que la mejor forma de evitar que estos episodios violentos puedan repetirse es mantener la serenidad y fomentar el diálogo entre Marruecos y el Frente Polisario dentro del marco de la ONU para tratar de resolver su contencioso.
Los políticos no están satisfechos con las respuestas
Las explicaciones de la Trinidad Jiménez no han satisfecho a los senadores que la han interpelado, quienes han criticado la "falta de firmeza" del Gobierno para juzgar la actuación de Marruecos.
La ministra ha reconocido que España tiene una "responsabilidad histórica" con el Sáhara, pero ha subrayado que nuestro país lo abandonó en 1976, y que por tanto no tiene responsabilidad en el territorio desde entonces. Ha precisado que Naciones Unidas no considera a España como una parte en las negociaciones que auspicia entre Marruecos y el Frente Polisario, que cuentan en cambio con la participación de Argelia y Mauritania.