Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tragedia aérea en el aeropuerto de Ámsterdam

Un avión de la compañía Turkish Airlines se ha estrellado al aterrizar y se ha partido en tres, dejando al menos 9 muertos
Según los primeros datos oficiales al menos nueve muertos y más de cincuenta heridos son las primeras estimaciones del aparato siniestrado en el que viajaban 134 personas.
Policías, servicios de emergencia incluso conductores que dejaron sus coches en la carretera, se ofrecieron para ayudar ante tal catástrofe.
El avión se había estrellado a unos 6 kilómetros del aeropuerto de Amsterdam, donde tenía que tomar tierra en pleno campo, a unos 200 metros de la autopista.
El aparato se rompió en tres partes y perdió un ala, un motor y la cola, pero no llego a incendiarse, ya que le quedaba poco combustible, lo que sin duda ha evitado una tragedia mayor.
En un primer momento se habló de un auténtico milagro, ningún muerto, aseguraba la compañía turca, entre los 134 pasajeros. Pero a lo largo de la mañana la cifra de fallecidos ha ido aumentado.
El modelo, un 737 de Turkish Airlines ya sufrió en 2003 un accidente, en que murieron 75 personas.