Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo no ve indicios de prevaricación en la actuación de Garzón

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo respalda la instrucción realizada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón al archivar la querella presentada por el PP contra el magistrado, al que había acusado de un delito de prevaricación por no inhibirse en la instrucción del 'caso Gürtel'.
Los magistrados del Alto Tribunal consideran que "no basta la mera imputación de aforados para que el instructor suspenda inmediatamente la instrucción y remita la causa al órgano competente". El auto hecho acude a la doctrina del Tribunal Constitucional para asegurar que Garzón podía y debía "investigar hasta alcanzar indicios fundados que justifiquen" la imputación de los aforados en el 'caso Gürtel'.
Los populares pedían en su querella que el Supremo inhabilitase por un periodo de 20 años a Garzón por retrasar voluntariamente su inhibición incurriendo "en una reiterada conducta manifiestamente injusta a sabiendas".