Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo absuelve a un hombre al que la Audiencia de Las Palmas condenó por triple violación

El Supremo absuelve a un hombre al que la Audiencia de Las Palmas condenó por triple violaciónReuters
La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha acordado por unanimidad la absolución de Ricardo Santiago Cazorla Collado, conocido como el 'violador de Tafira', en Las Palmas de Gran Canaria, al considerar que "no puede ser autor de la tres violaciones" a menores por las que fue condenado por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas porque "es científicamente imposible, tras analizar la prueba de ADN".
El Alto Tribunal se reunió para deliberar el recurso presentado por la defensa de Cazorla contra la sentencia de la Audiencia Provincial, que le condenó en julio del pasado año a 36 años de cárcel como presunto autor de tres violaciones cometidas en el barrio grancanario de Tafira, todas perpetradas entre el 13 y el 17 de noviembre de 1997.
La Sala le impuso 12 años de prisión por cada una de las supuestas agresiones sexuales, así como una indemnización total de 30.000 euros y una multa de 1.000 euros por tres faltas de lesiones.
El Supremo le absuelve
Sin embargo, la Sala de lo Penal del Supremo, en la que se han reunido Perfecto Andrés Ibañez, Miguel Colmenero, Manuel Marcena, Diego Ramos y Adolfo Prego (ponente de la resolución) han dictaminado la absolución de Cazorla y han comunicado por telegrama su decisión a la Audiencia de Las Palmas para que hoy mismo tenga conocimiento del fallo y se pronuncie al respecto para la liberación del hasta ahora condenado.
Si bien la sentencia no está redactada, se materializará "en los próximos días", y se ha adelantado su texto ante la decisión absolutoria, en la que la prueba del ADN ha dejado clara la inocencia de Cazorla.
Las víctimas le habían identificado
Las tres víctimas le identificaronen el juicio celebrado el pasado 15 de junio de 2009, años después de las supuestas agresiones perpetradas en el barrio grancanario de Tafira entre el 13 y el 17 de noviembre de 1997. Sus reconocimientos fueron claves para la condena a Cazorla, de 46 años de edad.
En su sentencia, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Las Palmas declaró probado que Cazorla Collado forzó a las jóvenes de manera violenta, en tanto que les puso una navaja en la sien y las obligó a que le realizaran prácticas sexuales.
Según dicha resolución, el agresor las sorprendía sobre las 22.00 horas en urbanizaciones de Tafira, las tiraba al suelo y las forzaba. La primera víctima fue una adolescente de 15 años, a quien presuntamente atacó en Lomo de Enmedio el 13 de noviembre de 1997 mientras ella iba a su casa.
Al día siguiente, los hechos se repitieron con otra menor de 17 años de edad que también se dirigía a su domicilio, mientras que la última víctima fue agredida sexualmente el día 17 de ese mismo mes.