Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo de EEUU autoriza la venta de Chrysler a Fiat

Y ahora sí, la venta del gigante automovilístico Chrysler, intervenido por el Gobierno estadounidense, a la italiana Fiat está más cerca.
El Tribunal Supremo autoriza su venta y rechaza las reticencias expuestas por fondos de pensiones del estado de Indiana y de otros grupos que querían aplazar el posible acuerdo para analizar la propuesta y las alternativas.
En un breve documento de dos páginas, el Supremo indicó que no existían motivos que justificasen el retraso del pacto.
Una empresa repartida
Por su parte, tanto las compañías directamente implicadas como el Ejecutivo habían advertido de que la venta de la automotriz no podría retrasarse más allá del 15 de junio.
A falta del pacto definitivo, la operación dejaría a Chrysler controlada en su mayoría, en un 68 por ciento, por un fideicomiso del mayor sindicato del sector. El 20 por ciento quedaría en manos de Fiat y el porcentaje restante se repartiría entre las administraciones de Estados Unidos y Canadá.
La operación sienta no sólo las bases para un acuerdo comercial inminente sino un precedente para General Motors, que trata de esquivar la bancarrota por un sistema similar. Asimismo, la compra de Chrysler es clave en la estrategia de Fiat para pasar de ser la sexta empresa automovilística de Europa en ventas a la segunda mayor empresa mundial del sector.