Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Soluciones duraderas para el fin del conflicto en Sri Lanka

La ONU ha elevado a dos millones y medio el número de desplazados en el norte de Pakistán ante la ofensiva del ejército contra los talibanes. Además más de 1.100 insurgentes han fallecido en los ataques.
Ante esto, el Gobierno de Sri Lanka y la ONU coinciden en que satisfacer las aspiraciones de todas las comunidades, y la búsqueda de soluciones duraderas son tareas esenciales para llegar a un fin definitivo al conflicto que ha vivido ese país.
En un comunicado conjunto emitido al concluir la visita del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, también ha expresado ambos que el Organismo mundial continuará ofreciendo asistencia humanitaria a los desplazados.
Durante su estancia en Sri Lanka este fin de semana, Ban se ha reunido con el presidente, Mahinda Rajapaksa, y ha visitado campamentos para los desplazados. Además ha querido sobrevolar la zona donde ocurrieron los combates entre el ejército y los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil.
Al concluir las conversaciones, las dos partes ha coincido en que los obstáculos más grandes que afronta el país son la ayuda, la rehabilitación, el regreso a sus hogares de los desplazados y la reconciliación nacional.