Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Senado tumba el techo de gasto, que volverá esta tarde al Congreso

SenadoCNN+/Cuatro
En concreto, el techo de gasto recibió el respaldo de 102 senadores del PSOE, 10 senadores del PSC y 5 senadores del Grupo Mixto (tres senadores de Baleares, el senador navarro Francisco Javier Tuñón y el senador aragonés José María Mur). En cambio, el texto fue rechazado por 118 senadores del PP, seis senadores de la Entesa (ERC, IU e ICV) y tres senadores nacionalistas. CiU, CC y UPN optaron por la abstención.
El límite de gasto no financiero del Estado para el año próximo se sitúa en 122.256 millones de euros -150.056 millones antes de las transferencias a las comunidades autónomas-, lo que representa una caída del 7,7 por ciento en comparación con el año anterior en términos homogéneos. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha defendido el "importante esfuerzo" de austeridad que contiene este techo de gasto que, además, continúa la estrategia de consolidación fiscal del Gobierno y supone un "ajuste creíble", que tendrá un efecto positivo en la reducción de la prima de riesgo de España.
Pero la vicepresidenta no convenció a la oposición en el Senado, donde el PP cuenta con más senadores que el PSOE. De hecho, no es la primera vez que la Cámara Alta rechaza el techo de gasto, aunque las negativas del Senado no tienen consecuencias prácticas y suponen sólo varapalos políticos para el Gobierno. Esto es así porque el Congreso es el que tiene la última palabra y porque allí el Gobierno sólo necesita mayoría simple para sacar el texto adelante.
El techo de gasto es el primer paso para elaborar los Presupuestos del año que viene, unas cuentas que estarán marcadas por nuevos cambios fiscales para afrontar la crisis y para las que el Gobierno tendrá, sin duda, que buscar más apoyos en el Parlamento. De hecho, algunos grupos ya han anunciado que se opondrán al proyecto del Gobierno, como CiU, a pesar de que fue este grupo parlamentario el que permitió al Ejecutivo sacar adelante el techo de gasto en el Congreso con su abstención.
Las cuentas se presentaran en septiembre
El Congreso de los Diputados arrancará la tramitación parlamentaria propiamente dicha del proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011 en la última semana de septiembre, y prevé celebrar el 20 de octubre el debate de totalidad, el primer test trascendental para determinar si las cuentas del Ejecutivo siguen su camino en la Cámara o son devueltas.
Según consta en el calendario provisional diseñado por la Junta de Portavoces del Congreso, y siempre que el PSOE salve el techo de gasto, el Ejecutivo contará con menos de dos meses para terminar de diseñar las cuentas públicas de 2011.
En la última semana de septiembre, la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, acompañada de su equipo, llevará al Congreso de los Diputados su segundo proyecto presupuestario, dando el 'pistoletazo de salida' a su tramitación parlamentaria.