Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sebastián quiere luchar por el futuro de Figueruelas

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, ha manifestado en la capital aragonesa, tras visitar la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza), la intención de "ofensiva", tras el acuerdo entre Magna y General Motors (GM) para que la primera adquiera las plantas europeas de Opel. Sebastián ha dado un mensaje de tranquilidad a los trabajadores que ven peligrar sus puestos de trabajo con la nueva reestructuración por parte de la empresa austriaco-canadiense, Magna.
La intención del Gobierno es luchar por una planta que es de las "más competitivas", y que según el ministro, tiene "gran parte del trabajo hecho". Para ello, viajará este miércoles a Ruesselsheim (Alemania) para abordar con el consejero delegado de General Motors Europa, Carl-Peter Forster, el futuro de la planta de Opel en Figueruelas. El jueves irá a Rusia para contactar con el banco Sberbank, que junto con la canadiense Magna será uno de los principales accionistas de Opel. El ministro de Industria ha asegurado que estará "vigilante", tendrá en cuenta la "letra pequeña" y "será optimista con el futuro".
El PP pide "medidas reales"
El portavoz del PP en las Cortes de Aragón, Eloy Suárez, cree que la visita de esta tarde del ministro de Industria, Miguel Sebastián, a Figueruelas, es "más una campaña de publicidad y de promoción", aunque ha mostrado su alegría porque el ministro visitase a los trabajadores.
Suárez también se ha mostrado preocupado por la situación de GM ya que "es uno de los problemas más importantes de Aragón". Cree que lo que hace falta "son medidas reales", sobre todo cuando "el partido ya está acabado". Además, ha criticado que mientras la canciller alemana Angela Merkel "ha pilotado el asunto y se partía el cobre con GM", el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero "estaba viendo el partido del Barcelona".