Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

¿Salvará Obama la Cumbre de Copenhague?

El presidente de EEUU es la gran esperanza para desbloquear el fracaso al que se dirige la Cumbre de Copenhague en su lucha contra el cambio climático. Obama ya ha llegado a la capital para participar en la reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la Cumbre del Cambio Climático, que busca sellar un nuevo acuerdo de reducción de gases de efecto invernadero.
El principal objetivo es desatascar unas duras negociaciones en las que Washington y Pekín mantienen posturas enfrentadas. Es poco probable pero ambos pondrán todo de su parte.
Obama "actuará"
El presidente de EEUU ha asegurado ante el plenario de la Cumbre del Clima que "viene a actuar, no a hablar" y ha subrayado que EEUU está preparado para alcanzar un acuerdo hoy, pero si todas las partes se mueven.
Obama ha recalcado que, además de reducir sus emisiones, se unirá a los dos fondos de financiación para los países en desarrollo, particularmente para los más pobres y vulnerables, "si y solo si" es parte de un acuerdo que contemple mitigación, tranparencia y financiación. "No hay tiempo que perder, América ya ha hecho su elección", dijo.
China pide confianza
Por su parte, el primer ministro chino, Wen Jiabao, ha afirmado que China se toma "muy en serio" el cambio climático y ha afirmado que sea cual sea el resultado de la cumbre de Copenhague, honrará los objetivos de reducciones de misiones que se ha fijado.
El líder chino también afirmó que para combatir el cambio climático la comunidad internacional debe "reforzar la confianza, construir un consenso y aumentar la cooperación".
Más propuestas ambiciosas
El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, espera que Obama haga una oferta más ambiciosa de reducción de emisiones de CO2.
Barroso está convencido de que los países ricos accederán a aportar un total de 10.000 millones de dólares (6.982 millones de euros) cada año entre 2010 y 2013, cuando se espera que entre en vigor un nuevo acuerdo. "Por mis contactos con muchos socios, tengo esperanzas de que alcanzaremos el objetivo de 10.000 millones de dólares", destacó.
Estos fondos servirían para ayudar a los países subdesarrollados a paliar las consecuencias del calentamiento global y reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.
No obstante, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha anunciado durante su intervención en el plenario que su país está dispuesto a contribuir con fondos a la financiación para la lucha contra este fenómeno.
El borrado inicial
El borrador inicial de la declaración que podría salir de la cumbre de Copenhague sobre cambio climático contempla que los países deben comprometerse a mantener la temperatura de la Tierra menos de dos grados por encima que los niveles preindustriales, al tiempo que menciona un fondo de donaciones a los países pobres de 100.000 millones de dólares (unos 70.000 euros).
El texto ha sido presentado por Dinamarca, que lo entregó a 26 países. El primer ministro danés, Lar Lokke Rasmussen, destacó que los 26 países mantuvieron a última hora de este jueves un diálogo "fructífero" de dos horas acerca de la manera de desbloquear las negociaciones para combatir de forma global el cambio climático.
Detenido un activista español
El director de Greenpeace en España, Juan López de Uralde, ha sido detenido anoche en Copenhague tras lograr burlar junto a otra activista el cordón de seguridad de acceso al Palacio de Christianborg, donde la Reina de Dinamarca ofrecía una cena oficial a los jefes de Estado y de Gobierno que participan en la cumbre del clima.
El activista consiguió desplegar una pancarta en la alfombra de entrada a la también sede del Parlamento danés con el mensaje de 'Los políticos hablan, los líderes actúan'.
En la acción de protesta fueron arrestados, además de Uralde y la compañera junto a la que logró burlar el cordón, otros 21 activistas que protestaban frente al Palacio de Christianborg.