Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado anuncia una reducción de las empresas públicas ante los micrófonos y no en la reunión

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, ha confirmado que "el Gobierno va a hacer el máximo esfuerzo de racionalización de su propio sector", lo que incluirá "una reducción importante del número de empresas públicas". Los detalles se presentarán en el mes de marzo en el marco del plan correspondiente.
Según ha precisado, "puede haber empresas con actividades conexas que puedan fusionarse en una única" en un esfuerzo de "concentración", lo que permitiría abrir una vía de ahorro en el seno de la Administración General del Estado. La ministra de Economía ha pedido "el mismo esfuerzo" tanto a las comunidades autónomas como a los ayuntamientos.
Preguntada por la posibilidad de suprimir ministerios, Salgado ha afirmado que, aunque "lo importante son las políticas", ello supondría un "gesto a la galería que no tendría mayor utilidad" y que el Gobierno sólo se plantea un "proceso importante de reestructuración" del sector público.
El coordinador de Economía y Empleo del PP, Cristóbal Montoro ha sido preguntado por la idea que baraja el Gobierno de reducir el número de empresas públicas, un asunto, que según ha explicado el dirigente 'popular' no ha salido en la reunión. Así, se ha quejado de que Salgado hablase de este tema a los medios de comunicación y no a los partidos, pero ha admitido que esta propuesta "va en la línea" de la reducción del gasto que plantea el PP.
"No lo ha dicho en la sala seguramente porque era nuestra propuesta", ha apostillado, aunque ha rehusado abundar en su opinión sobre este extremo alegando que no tenía todos los datos sobre los planes gubernamentales en esta materia.
Presentación de propuestas
El Gobierno tiene intención de presentar el próximo lunes propuestas concretas a los partidos políticos con el fin de intentar llegar a acuerdos en materia económica. Así lo aseguraba la carta enviada el miércoles por la tarde a los representantes de los partidos en la que les adjunta el documento sobre el que se iba desarrollar el diálogo entre la comisión ministerial del Ejecutivo y las fuerzas políticas, que ha tenido lugar este jueves.
Ese documento se desarrolla sobre cuatro puntos: medidas para mejorar la competitividad y crear empleo, política industrial para impulsar la renovación del modelo productivo, cumplimiento del plan de consolidación fiscal para reducir el déficit público, y estabilidad del sistema financiero.
Salgado, optimista, ha confiado en alcanzar acuerdos económicos
Pero las primeras conclusiones ya han quedado claras. La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía yHacienda, Elena Salgado, ha asegurado que el Gobierno considerará y estudiará todas las propuestas de los partidos políticos con el "mayoránimo de consenso", al tiempo que ha confiado en alcanzar acuerdos económicos con la oposición antes del periodo de dos meses marcado por el presidente.
"Es un plazo realista, pero si trabajamos con máximo esfuerzo, como lo hará el Gobierno, seremos capaces de llegar a acuerdos antes de esos dos meses", ha señalado Salgado en rueda de prensa, tras la primera reunión entre la comisión negociadora del Gobierno y los representantes de todos los grupos políticos para alcanzar acuerdos económicos.
Salgado, acompañada por elministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, y por el titular de Fomento, José Blanco, ha asegurado que el Ejecutivo, "no contempla" en estos momentos un escenario en el que no haya acuerdo, aunque, en todo caso, el Gobierno socialista "seguirá gobernando" y adoptando las medidas que considere "necesarias" para superar lacrisis.
Pero después de esta primera toma de contacto sobre todo ello, el Gobierno se compromete a enviar el próximo lunes un nuevo documento en el que se contendrán ya las medidas concretas que propondrá como base del acuerdo.
El PP, escéptico
El PP ha acudido con escepticismo a la reunión que celebra la comisión negociadora que ha propuesto el Gobierno para intentar alcanzar acuerdos contra la crisis, ya que, a su entender, todo apunta a que el Ejecutivo no va a cambiar su política.
El propio Mariano Rajoy ha manifestado ese escepticismo públicamente al afirmar que, en vez de convocar esta "especie de seminarios", debería dedicarse a gobernar. Es más, ha declarado que la comisión negociadora es "una patada hacia delante" del jefe del Ejecutivo para "generar confusión" mientras espera a que "escampe".
Sentimiento confirmado por Montoro
Y este escepticismo se ha materializado tras la primera toma de contacto. Cristóbal Montoro, ha asegurado en rueda de prensa tras la reunión con el Ejecutivo que su partido "no actuará con prejuicios" durante la negociación, aunque ha apuntado que en el documento enviado a los grupos parlamentarios no ve"ninguna" medida adecuada para salir de la crisis.
Por eso, ha dicho estar "entre la perplejidad y el desconcierto" tras la reunión celebrada con el Gobierno para consensuar medidas contra la crisis y expresó su "más profundo escepticismo" sobre la capacidad de Zapatero y sus ministros para hacer propuestas económicas útiles.
Montoro ha denunciado que ha sido el Gobierno quien ha situado al país en esta "calamitosa y lamentable situación", por lo que debería empezar por cambiar su política económica. Si no lo hace, ha subrayado que será elPP quien demuestre con sus propuestas que "hay otra forma de gobernar".
Ha asegurado que el PP está dispuesto a llegar a acuerdos conel Gobierno para emprender reformas que ayuden a poner fin a la crisiseconómica y ha fijado sus líneas rojas ante la futura negociación: "cualquier subida de impuestos".
"No vamos a apoyar ninguna medida que lleve a más crisis en España pero sí vamos a apoyar aquellas medidas que estén orientadas correctamente, aunque sean fragmentadas", ha dicho. "Vamos a discrepar radicalmente con aquello que nos aleja dela salida de la crisis".