Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Salgado asegura que "podemos encarar el futuro con confianza"

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha comparecido en rueda de prensa donde ha hecho balance a los últimos datos económicos de los últimos días.
Salgado ha afirmado que la mejora de la economía es ya una percepción generalizada y no un discurso del Ejecutivo, como demuestra el último dato del Índice de Confianza del Consumidor.
En este sentido, la ministra ha indicado que "nos quedan aún trimestres complicados pero cada vez vamos teniendo constancia de que lo más agudo lo estamos dejando atrás". Así, Salgado ha asegurado que "podemos encarar el futuro con confianza".
Un esfuerzo a los bancos
Por otro lado, Salgado ha explicado que es "razonable" que a los banqueros haya que pedirles "mayor esfuerzo" que al resto de los ciudadanos porque son el "origen" de la crisis, dado que llevaron a cabo actuaciones con criterios no "siempre éticos".
Por ello, la vicepresidenta segunda aboga por extender el control de 'bonus' a directivos de entidades financieras, "reciban o no ayudas públicas".
Subidas de impuestos
Por otra parte, Salgado se ha referido a la subida de impuestos que anunció el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. La ministra ha recalcado que no es "intención" del Ejecutivo subir impuestos a las rentas más altas, sino que son las rentas del capital, las que más posibilidades tienen de sufrir cambios en su fiscalidad.
No obstante, Salgado ha reiterado que el Gobierno revisará "todas" las figuras impositivas, si bien muchas de ellas no sufrirán cambios.
Déficit por la ayuda a los parados
Por último, la 'número dos' del Gobierno ha revelado que el déficit público previsto para este año "no se modificará esencialmente" por la ampliación de la ayuda de 420 euros para los desempleados que se han quedado sin cobertura.
Salgado ha añadido que este gasto se incorporará también a los Presupuestos Generales del Estado de 2010, pero "es pronto" para decir de qué otras partidas se detraerá el gasto para hacer frente a las ayudas a los desempleados.
Más de 12.000 solicitudes reconocidas

Por su parte, el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha admitido que el Gobierno ha podido dar una imagen de "improvisación" en el tema de la ayuda de 420 euros a los parados.
El titular de Trabajo ha informado que hasta el momento 12.000 desempleados han visto reconocida su solicitud para esta ayuda, que, en total, incluyendo a los que se beneficiarán con el retraso del plazo al 1 de enero, se calcula que podría beneficiar a más de 600.000 parados, aunque se trata de cifras máximas que, según el ministro, incluso podrían ser inferiores.
El ministro ha subrayado que la ampliación del plazo al 1 de enero debe ponerse en marcha cuanto antes, por lo que instó a los Grupos Parlamentarios a hacer un "sobreesfuerzo" para tramitar "urgentemente" esta norma.
Corbacho se refirió también al dato del paro de agosto (subió en 84.985 euros tras tres meses bajando) subrayando que no es un dato positivo y que seguirá incrementándose, aunque precisó que el último trimestre del año no será tan "duro" como el de 2008.