Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sacresa presenta el concurso de acreedores con una deuda de 1.800 millones de euros

Sacresa presenta el concurso de acreedorescuatro.com
La quincena de entidades a las que la familia Sanahuja adeuda unos 1.600 millones no ha considerado creíble el plan de viabilidad presentado por la familia, que preveía ceder a la banca activos valorados en más 1.000 millones de euros, una quita del 30 por ciento en la deuda que no cuenta con garantía hipotecaria y un periodo de carencia de cinco años para todos los pagos.
La banca ha considerado que la deuda que retenía el grupo tenía escasas posibilidades de ser pagada, por lo que el acuerdo no evitaría la presentación del concurso en un par de años. Asimismo, se ha negado a dar nuevos créditos al grupo, sin los que no podía llevar a cabo las promociones previstas en los terrenos que retenía, según el rotativo.
Declarado insolvente
En marzo, el grupo se declaró insolvente para negociar la reducción de su deuda antes de verse abocada a presentar concurso de acreedores. El juzgado mercantil número 2 de Barcelona admitió a trámite la declaración de insolvencia.
La deuda procede de la lucha de los Sanahuja por tomar el control de Metrovacesa entre 2006 y 2008, lo que les llevó a acumular un endeudamiento superior a los 5.000 millones.
Plan de viabilidad

La inmobiliaria Sacresa, controlada por la familia Sanahuja, considera que el plan de viabilidad que ha elaborado y presentado a los bancos constituye "la mejor solución" para afrontar su actual situación de insolvencia y superar el concurso de acreedores "lo antes posible".
Sacresa ha indicado en un comunicado que se ha visto obligada a presentar el concurso voluntario de cuatro de sus sociedades tras agotar el plazo legal establecido para intentar pactar con la banca una refinanciación de su deuda, para lo que no ha obtenido "el respaldo suficiente".
Las cuatro sociedades en concurso son Cresa Patrimonial, Sacresa Terrenos Promoción, Sacresa Terrenos 2 y Sanahuja Escofet Inmobiliaria (Sein), que suman un pasivo de 1.800 millones de euros, según ha confirmado la compañía.