Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia y EEUU negociarán reducir sus cabezas nucleares

Obama y Medvedevcuatro.com
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está aprovechando su presencia en Londres con motivo del G-20 para reunirse con algunos de los principales líderes mundiales. Junto a Dimitri Medvedev ha pactado que Washington y Moscú busquen un acuerdo para reducir la cantidad de cabezas nucleares de cada país.
Ambos presidentes han afirmado en un comunicado conjunto que han ordenado a sus equipos negociadores que informen de los primeros resultados el próximo mes de julio. El futuro pacto sobre armas irá más allá que el Tratado de Reducción de Armas Estratégicas Ofensivas (SORT) de 2002, en el que ambas partes se comprometen a haber disminuido el tamaño de sus arsenales para 2012 hasta entre 1.700 y 2.000 cabezas nucleares.
Obama y Medvedev también han acordado trabajar juntos en Afganistán, han urgido a Irán a restaurar la confianza de la comunidad internacional en el carácter pacífico de su programa atómico y han expresado su preocupación por el inminente lanzamiento de un cohete por parte de Corea del Norte.
El presidente de EEUU, que visitará Moscú el próximo mes de julio, a invitación de su colega ruso, no ha ocultado sus diferencias con Rusia en relación con la breve guerra que libraron el verano pasado Georgia y Rusia, así como las reticencias de Medvedev a la propuesta de Washington de instalar un sistema antimisiles en Europa del este.
China y los Derechos Humanos
Barack Obama también se ha reunido con el presidente chino, Hu Jintao, con quien ha acordado retomar las discusiones sobre los Derechos Humanos lo antes posible. Durante la primera reunión entre ambos líderes, Hu ha subrayado el compromiso del China para reforzar el control macroeconómico y aumentar la demanda interna, según ha informado la Casa Blanca.
Ambos han acordado trabajar juntos para reanudar el crecimiento económico mundial y reforzar el sistema financiero y seguir debatiendo en la segunda mitad de este año, cuando Barack Obama visitará China.