Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba aboga por "primar la seguridad vial" sobre los atascos

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha inaugurado la II Jornada Parlamentaria sobre Seguridad Vial y Prevención de Accidentes, que este año se centra en la seguridad vial urbana; a este encuentro, que se celebra en el Congreso de los Diputados, asisten 16 alcaldes, además de los diputados de la Comisión correspondiente del Congreso, y expertos relacionados en la materia.
Rubalcaba ha señalado que el 53 por ciento de los accidentes de tráfico suceden en las ciudades y que en las áreas urbanas se han reducido los siniestros en los últimos años en menor medida que en las carreteras. El descenso de víctimas mortales en las ciudades entre 2003 y 2008 fue del 31 por ciento, mientras que en las carreteras la cifra bajó un 45 por ciento.
El ministro del Interior achaca esta diferencia de 14 puntos entre entorno urbano y carretera a que en las ciudades se produce "la convivencia de distintos modos de desplazarse", lo que, añadió, "es el origen de fricciones y de accidentes".
Más seguridad aunque aumenten los atascos

Rubalcaba ha subrayado que "es en las ciudades donde se aprende a conducir" y "cualquier política de seguridad vial tiene que tener esto en la cabeza".
Por ello, aboga por "primar la seguridad sobre la fluidez" y que se considere al peatón como "elemento fundamental de la circulación", además de circular a un máximo de 50 kilómetros por hora y colocarse el cinturón de seguridad, actos con los que "las posibilidades de que haya un accidente mortal son escasísimas".
Por último, Rubalcaba ha apostado por aplicar a las políticas urbanas de seguridad vial "realismo y consenso" y que los ayuntamientos intercambien "buenas prácticas" en esta materia.
Siete muertos, el fin de semana
Un total de siete personas han fallecido en las carreteras españolas en alguno de los siete accidentes mortales registrados durante el fin de semana, en los que otras siete personas han resultado heridas, según la DGT.
En el acumulado anual, hasta el 21 de febrero, se llevan contabilizados 213 muertos, 43 menos que hasta la misma fecha del año pasado, lo que representa un descenso del 16,8 por ciento.