Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rubalcaba afirma que España es un país "solvente y trabajador" mientras Cospedal sostiene que el PSOE "desprestigia la reputación de España"

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha destacado hoy la "solvencia" de España, que es "un país serio que paga sus deudas", y ha criticado el "daño a su imagen exterior" que está haciendo el PP en medio de esta "crisis de confianza en la economía europea".
En un acto público celebrado en Banalup-Casas Viejas (Cádiz) en el marco de la campaña 'Cambiamos con Andalucía', Rubalcaba ha subrayado que España es un país "de gente que trabaja", un país "que sabe hacer bien las cosas", que "cuando tiene que hacer sacrificios los sabe hacer" y que, además, es "la octava potencia industrial del mundo".
El ministro ha entendido que ese es precisamente el mensaje que se debe transmitir de cara a "aquellos a los que debemos dinero" y ha criticado el "daño" que está haciendo el PP "no al Gobierno, sino a los españoles", cuando "compara España con Grecia o Hungría", porque "lo que está en juego es la imagen de España como país serio y solvente".
El PSOE es un partido "coherente"
Ha incidido en que el PSOE es "un partido de Gobierno" que se ha visto obligado a tomar "medidas muy difíciles" en la medida que "afectan a la gente que defendemos y por la que estamos en política". Lo que ocurre, es que el PSOE es "coherente" y ha actuado optando por la defensa de los intereses de los ciudadanos en estos momentos, en los que se da una de esas "encrucijadas históricas en las que un Gobierno tiene que decidir entre los intereses de su partido y los intereses de los ciudadanos".
Según ha dicho, se ha pedido a los españoles un "sacrificio" porque lo que está "en juego" es el Estado de bienestar. En este sentido, ha hecho especial alusión a los pensionistas y a los funcionarios, incidiendo en la idea de que estas medidas "difíciles" son para "garantizar las prestaciones sociales de mañana y de pasado mañana".
No obstante, el ministro del Interior ha traído a colación que se ha dicho desde algunos sectores que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha "sacrificado su política social" en estos momentos, lo que ha tildado de "rotundamente falso".
Cospedal: "El Gobierno ha cambiado la reputación que tenía España"
La secretaria general del PP, Maria Dolores de Cospedal, ha declarado hoy que se ha pasado "del milagro español a ser un país intervenido" y que el Gobierno socialista sólo ha conseguido cambiar "la reputación que tenía España por el desprestigio".
Para la 'popular', el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha enterado "hace poco" de la dimensión real de la crisis económica y ha llevado a cabo "una política irresponsable de derroche que ha hecho que la deuda pública se desate".
Durante su discurso en la clausura de la Escuela de Verano del PP, en Coma-Ruga (Tarragona), Cospedal ha criticado las medidas socialistas para paliar la crisis, entre ellas el Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo, más conocido como Plan E. "¿Cómo es posible que vayamos a tener las mejores aceras pero se vayan a congelar las pensiones?" se ha preguntado.
Ha asegurado que el socialismo está instalado en la falacia de que hay que elegir "entre un recorte presupuestario que perjudica a los débiles o el crecimiento económico". "No es verdad. El crecimiento se puede y se debe conseguir con un ajuste de las cuentas públicas y con reformas estructurales", ha defendido.
Cospedal ha vuelto a pedir al Gobierno que lleve a cabo la reforma del mercado laboral y ha situado al PP como la única alternativa posible para sacar a España de la crisis. El PP es, según ella, "capaz de grandes gestas, que se demostraron con la transición, con la entrada en el euro y creando muchos puestos de trabajo en ocho años". "Si no hay sindicatos que sepan defender el derecho de los trabajadores, que éstos estén tranquilos, que aquí está el PP para defenderles", ha apostillado.