Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido se paraliza por el temporal

El Reino Unido ha sufrido la noche más fría en lo que va de invierno con temperaturas que en algunos lugares de Escocia fueron inferiores a los 20 grados centígrados bajo cero.
Las heladas han originado fuertes perturbaciones en transportes, colegios e industria, y decenas de grandes empresas compañías han visto racionado el suministro de gas para atender a las necesidades domésticas, que han alcanzado niveles récord.
Por otro lado, la compañía aérea de bajo coste Easyjet ha anunciado este viernes la cancelación de más de una treintena de vuelos, con lo que se aproxima al medio millar los que ha tenido que anular esta semana. Por su parte, British Airways, que el pasado jueves canceló 113 vuelos en Heathrow y 36 en Gatwick, ha advertido también de nuevos retrasos en algunas de sus operaciones.
Los principales aeropuertos del país, incluidos los que sirven a Londres, siguen abiertos, pero se aconseja siempre a los pasajeros que se informen sobre el estado de sus vuelos antes de dirigirse a ellos.
Los servicios del ferrocarril Eurostar, que unen a Inglaterra con el continente, no han recuperado aún su normalidad después de que el jueves uno de los trenes sufriera una nueva avería en el túnel bajo el canal de la Mancha. Eurostar tuvo que anular nueve servicios el jueves y ha recomendado a sus clientes que no viajen si no es estrictamente necesario.
Varias compañías ferroviarias que operan distintas líneas volverán a sufrir interrupciones o fuertes retrasos después de que ayer se cancelasen muchos servicios por la mañana y se espera una reducción de las frecuencias en algunos tramos.
La Oficina Meteorológica ha advertido a los automovilistas de condiciones extremadamente peligrosas debido a la nieve o al hielo en todo el país mientras los depósitos de sal no dan abasto para satisfacer la fuerte demanda.
Alrededor de 5.000 hogares del sur de Inglaterra se quedaron el jueves sin electricidad por la caída de algunos árboles sobre las líneas de alta tensión o la acumulación excesiva del hielo en algunos cables.
Algunos diarios británicos publican en sus primeras páginas un mapa del Reino Unido tomado por satélite en el que el país aparece enteramente cubierto por una capa blanca.
Además se espera más nieve en diversas partes del país y se teme que las temperaturas puedan llegar la próxima noche incluso a 22 grados bajo cero.
Casi toda Europa en alerta
La ola de frío polar que azota a Europa, se ha extendido a los países del sur del continente. Por el contrario, el temporal ha dado una tregua en el este de Europa, hasta el punto de que el termómetro subió en Belgrado hasta los 6 grados, aunque en Bosnia, Hungría, Macedonia y Albania se registraron inundaciones.