Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido da luz verde a la construcción de la central nuclear de Hinkley Point, la primera desde 1995

El Gobierno de Reino Unido ha alcanzado un acuerdo con la eléctrica francesa Electricité de France (EDF) para proceder a la construcción de una central nuclear en la localidad de Hinkley Point, en el suroeste de Gran Bretaña, la primera que se construye en el país desde 1995.
El proyecto, liderado por la eléctrica francesa y en el que también participan las chinas CGN y CNNC, supondrá una inversión de 18.000 millones de libras (21.197 millones de euros) y suministrará el 7% de las necesidades eléctricas de Reino Unido durante los próximos 60 años.
"Tras un examen exhaustivo del proyecto Hinkley Point C, y un acuerdo revisado con EDF, el Gobierno ha decidido proceder con el primer proyecto de energía nuclear en una generación", informó en un comunicado el Ejecutivo británico.
Sin embargo, el Gobierno liderado por Theresa May impondrá un nuevo marco legal para la futura inversión extranjera en la infraestructura crítica de Gran Bretaña, que incluirá los proyectos de energía nuclear, y que se aplicará tras la aprobación definitiva del proyecto de Hinkley Point.
Bajo los términos del acuerdo, Reino Unido se reserva la posibilidad de impedir la venta de la participación mayoritaria de EDF antes de la finalización de la construcción de la central nuclear y, además, bajo el nuevo marco legal, el Gobierno se asegura de que no se podrán vender participaciones importantes en proyectos de estas características sin su consentimiento.
"Introduciremos una serie de medidas para aumentar la seguridad y garantizar que Hinkley no puede cambiar de manos sin el consentimiento del Gobierno", aseguró el secretario de Negocios, Energúa y Estrategia Industrial británico, Greg Clark.
El contrato de explotación, con una duración de 35 años desde que la central nuclear comience a generar energía, contempla un precio de 92,5 libras por megavatio.