Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Recortes en varios países de la zona euro

Recortes en EuropaCNN+/Cuatro
El Gobierno de Portugal ha aprobado este jueves nuevas medidas de austeridad, acordadas con el principal partido de la oposición, que permitan recortar el déficit presupuestario del país, y que incluyen un recorte del 5 por ciento en los salarios de los empleados públicos de mayor jerarquía y un alza del IVA de un punto porcentual.
El primer ministro portugués, José Sócrates, ha anunciado que también se impondrá una tasa extraordinaria a los ingresos de hasta el 1,5 por ciento y que se incrementará un 2,5 por ciento el impuesto a los beneficios de los bancos y las grandes empresas.
La reducción del elevado déficit público de Reino Unido ha centrado, junto con la situación de Afganistán, la primera reunión del nuevo Gobierno británico de coalición, celebrada esta mañana. Como primera señal de aviso de las medidas de austeridad que se avecinan, los ministros acordaron reducirse el sueldo un 5 por ciento con efecto inmediato.
En un ambiente que describieron como de camaradería, los nuevos ministros conservadores y liberal-demócratas se reunieron por primera vez en la residencia oficial del 10 de Downing Street, tras sellar el martes el primer pacto de coalición en más de 60 años. La primera prueba de su capacidad para trabajar unidos será la puesta en marcha de un plan de reducción del déficit, superior al 11 por ciento del producto interior bruto (PIB), que pasa por recortes del gasto público calculados inicialmente en 6.000 millones de libras (unos 7.020 millones de euros) este año fiscal.
En Francia, el Gobierno de Sarkozy, congelará el gasto público para los tres próximos años con el fin de dejar su déficit (del 7 por ciento) en el 3 por ciento en 2013. Además, los costes operativos estatales se reducirán un 10 por ciento en tres años. El ajuste no afecta a las pensiones.