Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reacciones multicolor a la reforma laboral

Corbacho cree que debería haber más propuestas y menos críticasCuatro
A la cabeza de la reforma del mercado laboral y como ministro de Trabajo está Celestino Corbacho quien ha declarado: "Ayer, en la reunión con patronales y sindicatos, lo más destacado fue su predisposición y voluntad de trabajar y hacerlo rápidamente para encontrar un consenso y un acuerdo. Quiero agradecer este gesto de responsabilidad", señala el ministro.
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, advirte de que si se planteara una reforma laboral "contundente", ésta "no sería eficaz" para crear empleo, por lo que apuesta por un acuerdo consensuado entre el Gobierno y los agentes sociales. "Talar una arboleda con la sierra mecánica y hacer una tala indiscriminada no es eficaz", señala el dirigente sindical en declaraciones a la Cadena Ser. "Después de 50 reformas laborales, es preferible trabajar esa arboleda por el método del abono, el injerto y la poda". Para Méndez, la reforma es posible y además sin que suponga "recortes" para los trabajadores.
En este sentido, apuesta por orientar las negociaciones a mejorar el empleo de los jóvenes, reducir la precariedad laboral, aprovechar mejor los incentivos y contemplar medidas alternativas a la "mera rescisión de contratos". "Todo eso, y más cosas, está incluido en ese documento del Gobierno y, por tanto, creo que es una buena base de partida", apostilla.
Sobre la negociación colectiva, asegura que está "muy avanzado" el acuerdo para este año y los sucesivos, un tema que, a su juicio, "tiene una enorme importancia" porque se trata del empleo de 13 millones de trabajadores. Por eso muestra confianza en que el acuerdo de la patronal y los sindicatos sobre este tema "no pase de la mitad de la semana que viene".
Otras reacciones
El portavoz de Economía del PP, Cristóbal Montoro, considera que la propuesta de reforma laboral que ha hecho el Gobierno a los agentes sociales es un "desaire" a los más de cuatro millones de desempleados, así como a las pymes y los autónomos. En un comunicado, Montoro añade que "no estamos para documentos llenos de buenas intenciones", sino para "medidas concretas" que den respuesta a la situación de deterioro que atraviesa España y que "devuelvan la confianza a los mercados y a los ciudadanos".
El presidente de CiU, Artur Mas, afirma que la reforma laboral que ha propuesto el Gobierno es "light" y llega tarde ante los problemas económicos por los que pasa España. Según Mas, el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, "ha perdido el rumbo" y está mostrando un comportamiento "errático".
El secretario de Economía y Trabajo de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, critica las "no medidas" del documento de propuestas para la reforma laboral presentado por el Gobierno por considerar que supondrán el "abaratamiento del despido", mientras que la diputada de la Comunidad de Madrid, Inés Sabanés, lamenta que vayan a suponer "menos derechos y más tiempo de trabajo". Asimismo, el secretario de Economía de la coalición dice que hay que "intuir" lo que el Gobierno quiere hacer y recuerda que el contrato que contempla una indemnización de 33 días por año, que el Ejecutivo quiere ampliar, "fue una medida del PP que no ha dado resultado".
En este sentido, García Rubio defende la necesidad de afrontar la "reforma empresarial y no la laboral". "Hay que acabar con el sistema de salarios bajos y la precariedad laboral", argumenta.