Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy solicita mayor austeridad y una rebaja de los impuestos

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha pedido una política de austeridad en todas las administraciones públicas y se ha mostrado preocupado "por la crisis y por las equivocaciones del Gobierno".
Rajoy ha afirmado que se puede y se debe salir de la crisis al mismo tiempo que otros países de la Unión Europea. Para ello, Rajoy ha propuesto más austeridad, una rebaja de impuestos selectiva para trabajadores autónomos y para pequeños y medianos empresarios, y ha abogado por generar confianza.
El líder popular ha insistido en que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, no ha dicho la verdad, ya que prometió que no iba a subir los impuestos en varias ocasiones e incluso en su programa electoral, por lo que "ha engañado a la gente".
Para Rajoy, Zapatero no hace caso a organismos internacionales ni a nadie y se cree en posesión de la verdad. Ha agregado que el PP no puede convertirse en cómplice de una política económica que ha calificado de disparatada y de "suicida".
Díaz Ferrán, en contra de las medidas
El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Gerardo Díaz Ferrán, ha asegurado que la subida fiscal "retrasará la salida de la crisis porque perjudica directamente a la competitividad de las empresas".
Además, cree que las hace menos atractivas en el extranjero, al tiempo que considera que la tendrán que pagar, en un 96 por ciento, las clases medias y los trabajadores.
"La subida va a ser mala para la economía y no va a permitir recaudar más", señala el presidente de la patronal, quien considera que se ha perdido una buena oportunidad para bajar el Impuesto de Sociedades a todas las empresas y, sobre todo, a aquellas que reinviertan sus beneficios.
Sobre los Presupuestos, ha asegurado que no son los que necesita España en estos momentos y que acabarán provocando que, al final de 2010, España esté "mal", con una tasa de paro superior al 19 por ciento si no se toman las medidas adecuadas.