Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rajoy admite que no presenta una moción de censura por falta de apoyos

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha admitido que presentaría una moción de censura contra el Gobierno socialista si tuviera "la mínima" oportunidad de que prosperase pero, dado que ahora eso no ocurre, dijo que no es "momento de ocurrencias" sino de que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, explique en el Parlamentos sus planes para salir de la crisis.
Rajoy ha pedido a Zapatero que empiece a "gobernar" y que deje de echar la culpa de todo lo que pasa en España "a los demás". "La culpa siempre la tienen otros", aseveró, tras considerar que los de "echar balones fuera" no tiene "ningún sentido", porque la obligación del Gobierno es gobernar y no generar más "inquietud, alarma, incertidumbre y desconfianza".
Congelar el salario de los funcionarios
El líder del PP se ha mostrado partidario de crear un nuevo tipo de contrato con una indemnización que vaya aumentando de forma progresiva en función de los años trabajados, con el objetivo de estimular la contratación indefinida en el actual mercado de trabajo y acabar con la dualidad de contratos.
De la misma forma, Rajoy apuesta por abordar la intermediación del mercado laboral y acabar con el monopolio del Inem dejando que entren empresas privadas en esta labor.
Sobre si está de acuerdo con la petición del Fondo Monetario Internacional de reducir los salarios, dijo que él hubiera congelado el sueldo de funcionarios en 2010 y respetaría las decisiones de empresarios y sindicatos en el sector privado. "Si estuviera en el Gobierno tendría dos prioridades: reducir el déficit y la deuda y devolver el crédito desde la reestructuración del sistema financiero
Favorecer a las pymes y a los autónomos
Por otra parte, el PP defiende en el Pleno del Congreso una proposición de Ley que busca que las pymes y autónomos no tengan que tributar por el IVA de las facturas no cobradas. Esta iniciativa cuenta con el respaldo de la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), que denuncia que la morosidad ha llevado a los trabajadores por cuenta propia a una situación que "es para echarse a llorar".
La portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, señala que el Gobierno no ha cumplido el mandato de la Cámara para proceder al cambio de la Ley reguladora del IVA, tras la aprobación hace casi un año en el Congreso de una proposición no de ley que reclamaba esta medida y que contó con el respaldo de todos los grupos, incluido el PSOE.