Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rafael Ricardi: "Ya era hora"

Rafael Ricardicuatro.com
A pesar de que Rafael Ricardi no sabe leer, sus ojos brillan mientras, al lado de su mujer, mira el periódico en el que sale publicada su fotografía con la noticia de que el Consejo de Estado ha aprobado la indemnización por aquel error judicial.
La abogada de Ricardi, Antonia Alba, ha pedido diez millones de euros porque cree que la cantidad acordada en una desfachatez, pero Ricardi ha apuntado "me conformo porque no tenemos otra cosa y porque el daño que me han ocasionado no se pude pagar por mucho dinero que me hubiesen dado".
Por su parte Ricardi no quiere rememorar el tiempo que estuvo en prisión, y ha dicho "Tengo pesadillas de noche, eso no se quita y tomo un tratamiento muy fuerte. Poco a poco voy tirando", dice mientras pide que la Justicia "investigue bien" y obtenga "pruebas bastantes" antes de encarcelar a una persona porque "habrá muchos como yo".
También ha añadido que esta "muy contento" porque va a comprarse "una casita lo primero, a permitirse algún viaje, como llevar a su mujer a Palma de Mallorca para que visite a sus padres, y a salir adelante día a día con la seguridad de tener algo en el bolsillo, porque ahora vive con alguna ayuda y con alguna chapuza ocasional que le da "lo suficiente para comer" y "a veces gano algo, a veces nada".
Antes no tenía trabajo
Antes de que fuera encarcelado acusado de una violación que no cometió tampoco tenía trabajo, se sacaba algo con trabajos esporádicos como aparca-coches en El Puerto de Santa María, unos trabajos que, según dice, cada vez son más difíciles. "Ahora está todo prohibido", declara.
Por eso la indemnización le ayudará a salir adelante y a disfrutar de sus dos nietos. "Quiero disfrutar de mis nietos ya que no he podido disfrutar de mis tres hijas".