Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un coche bomba frente a la sede de Radio Caracol en Bogotá provoca seis heridos

Atentado en BogotáReuters
Los periodistas de Caracol Radio, que a esa hora empezaban su jornada informativa, han dicho que las instalaciones de la emisora han resultado seriamente dañadas y que algunos de los trabajadores están heridos. Según las primeras conclusiones de la Policía Judicial, transmitidas por el comandante de la Policía Metropolitana, general César Augusto Pinzón, "se trata de un vehículo que fue explosionado".
"Estamos ubicando al dueño", ha añadido Pinzón, que ha explicado que se está tratando de averiguar qué sustancia explosiva se utilizó y no ha querido aventurarse a decir quién podría estar detrás del atentado. El general ha señalado que no se había alertado de que Caracol Radio hubiese recibido amenazas. Un testigo de los hechos, Fernando Corredor, conductor de una autobús, manifestó que "fue tremendo" porque el vehículo que conducía se "tambaleó" y se rompió el parabrisas delantero, aunque los pasajeros están ilesos.
También se han desplazado al lugar de los hechos el ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas, el comandante de las Fuerzas Militares, almirante Edgar Cely, y el director de la Policía Nacional, Oscar Naranjo.
Acto terrorista
El nuevo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha afirmado desde el lugar donde este jueves se ha producido una fuerte explosión provocada por un atentado con coche bomba que ha dejado heridas a nueve personas en la zona financiera de Bogotá que éste constituye "un acto terrorista" y no se puede "caer en la trampa".
A pesar de los importantes daños que ha ocasionado la explosión en varios edificios -incluido uno que alberga oficinas de la emisora colombiana Caracol Radio y de la Agencia EFE, Santos ha confirmado que no hay víctimas mortales. "Como todo acto terrorista, quieren perturbar, generar escepticismo en la gente y las autoridades, y eso no lo van a lograr. Acá lo que nos recuerda esto es que no podemos bajar la guardia en seguridad democrática", ha subrayado desde los estudios de la emisora en el edificio que ha resultado más perjudicado.
El presidente ha precisado que "no hay daños estructurales en ningún edificio" y ha indicado que las autoridades van a limpiar el lugar de los hechos para "continuar la vida en la zona". "No nos van a dañar la fiesta, como dicen, al terrorismo lo vamos a seguir combatiendo con todo lo que tenemos a nuestro alcance", ha asegurado. "Sigamos para adelante y no nos dejemos arrugar", ha insistido el presidente, para quien "estos hechos terroristas lo que quieren producir es terror, miedo y zozobra, y en esa trampa no podemos caer".
También ha solicitado a los medios de comunicación, sobre todo a Caracol Radio, que sigan transmitiendo: "Demos las noticias normalmente y no les hagamos el juego a los terroristas, que sigamos los bogotanos en la vida cotidiana". "El periodismo colombiano ha demostrado esa templanza, valentía y coraje y ustedes lo están demostrando en el día de hoy y están acompañados por los colombianos y el Gobierno", ha añadido Santos, que dijo que se sospecha quién puede estar detrás del atentado pero prefiere no adelantarse.
Por su parte, el director de noticias Caracol, Darío Arizmendi, ha declarado: "Quienes piensan que nos vamos a callar, a silenciar, a bajar la guardia, están muy equivocados. En Caracol hay un equipo de profesionales que tiene claro su sentido de responsabilidad social y vamos a seguir adelante y vamos a recuperar la serenidad y la calma y a expresar a todos nuestra gratitud".
Santos considera que por el momento del día en el que se ha llevado a cabo el atentado -a última hora de la madrugada- y la forma en que se colocaron los explosivos se puede deducir que sus autores lo que buscan es "generar el mayor trauma posible". "Es un hecho que lamentamos y vamos a investigar qué origen tiene", ha añadido el presidente, que ha asumió su cargo el sábado pasado.
Según el alcalde de Bogotá, Samuel Moreno, los primeros datos apuntan a que los terroristas habrían utilizado 50 kilos de anfo -una mezcla de nitrato de amonio y un combustible derivado del petróleo- en el coche bomba. Asimismo, ha señalado que han sido atendidas nueve personas con heridas leves como cortes con cristales.
"La prensa no será intimidada"
El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Enrique Santos, ha expresado este jueves su preocupación por el atentado contra el edificio que alberga oficinas de la emisora colombiana Caracol Radio y de la Agencia EFE, pero ha dejado claro que "la prensa no será intimidada" por los grupos armados.
"Es algo muy preocupante, hace algún tiempo no se sufrían actos terroristas contra un medio de comunicación", ha manifestado Santos, quien ha considerado que "por sus características se podría pensar" se trata de un hecho de "origen político" o provocado por las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN).
El presidente de la SIP ha asegurado que este tipo de actos subversivos tienen como principal objetivo "generar pánico", por lo que ha considerado que en estos casos "lo importante es la solidaridad, respaldar a los colegas de Caracol Radio".
"Lo más importante es la reacción, la solidaridad y demostrar con vehemencia que no seremos intimidados. Esos mensajes, como se los enviaron en su momento a la mafia", ha insistió Santos, quien espera que este hecho no sea el comienzo de "una nueva oleada contra los medios".
Ayudas económicas para los afectados
El Gobierno de Juan Manuel Santos dará ayudas económicas a las personas afectadas por el atentado contra el edificio en Bogotá que alberga oficinas de la emisora colombiana Caracol Radio y de la Agencia EFE, según ha informado este jueves el director de Acción Social, Diego Molano.
Las víctimas recibirán una ayuda equivalente a dos salarios mínimos, que actualmente es de 515.000 pesos (222 euros), ha explicado Molano, al detallar que hasta las 08.20 horas (15.20 horas en la España peninsular) se habían contabilizado 30 edificios en el norte de Bogotá afectados por la explosión.
Esta ayuda será para los dueños de los inmuebles residenciales, ha aclarado el director de Acción Social, oficina de cooperación de la Presidencia de Colombia. Los comerciantes serán asistidos por el estatal Banco de Comercio Exterior de Colombia que aún no ha precisado las ayudas que otorgará a los perjudicados.