Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Primer matrimonio gay en Latinoamérica

Alex Freyre y José María Di BelloCuatro
La pareja, que acudió este lunes a una oficina del registro civil en Buenos Aires para pedir turno para su boda, reconoció ante los medios de comunicación la importancia de un día como éste, que coincide además con el debate que se desarrolla este mes en el Congreso argentino en torno a este asunto.
"No podemos creerlo, estamos sumamente felices porque hoy hemos concretado tanto nuestro sueño como el de muchas otras personas", declaró Jose María Di Bello.
Ante este "avance social", los novios, junto con la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Travestis (LGBT), pidieron a los diputados que "den quórum en las comisiones para poder sacar la media sanción de una ley que reconocerá la igualdad jurídica" a los homosexuales.
La pareja insistió en reclamar a los diputados "que aprueben lo que tienen que aprobar" porque "el consenso social ya está y la población argentina les acompaña".
Abrir la puerta

Di Bello, que reconoció la responsabilidad que supone "abrir la puerta para que la ley se modifique", confirmó que el enlace se celebrará el próximo uno de diciembre, Día Mundial contra el Sida, para que "la lucha por los derechos minoritarios continúe".
La pareja, que tiene VIH, insistió en que es "muy importante" acceder a los derechos para su salud, y su proyecto de pareja y de vida.
"Queremos contribuir a dar un mensaje de no discriminación y alentar a todas las personas del mundo que viven con VIH para que reconozcan sus derechos como ciudadanos", expresó Alex Freyre.
La boda, que se enmarca dentro de la campaña de la LGBT para cambiar una ley que consideran "discriminatoria", tendrá como padrino, entre otros, al embajador para América Latina y el Caribe de ONUSIDA, el español Pedro Zerolo, concejal del Ayuntamiento de Madrid.